Mientras este viernes está previsto que les conozcan medidas de coerción. 

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Tribunal de Atención Permanente de la provincia Santo Domingo impuso un año de prisión preventiva como medida de coerción contra la madre y el padrastro del menor asesinado el martes pasado.

Este es un drama que involucra dos familias; las víctimas son cinco menores de edad.

La  violación y muerte del niño de un año en el sector Cansino Adentro puso en el tapete los maltratos y abusos que recibían sus cuatro hermanos.

La madre y el padrastro del pequeño de un año y 11 meses que sufrió abusos sexuales y luego fue asesinado el pasado martes en Cancino Adentro, se declararon inocentes de ese crimen y piden que le hagan pruebas de ADN al cadáver para que los desvinculen del caso.

El acusado Jhon Jairo Rodríguez muestra un manuscrito que supuestamente le envió el papá del bebé en el que le dice que se pongan de acuerdo para hundir a Raquel Suero. También insiste en su inocencia, y pide que le hagan una prueba de sangre para demostrar que no es responsable del crimen.

En tanto la madre de la criatura, Raquel Suero solicitó que se investigue al papá del menor fallecido porque supuestamente quiere imputarla para evadir las acusaciones que tiene que consisten en supuestamente violar sexualmente una hija de la mujer.

Ella además se declaró que es inocente y afirmó que le duele tanto la muerte de su hijo, como la suerte de los otros cuatro que están en CONANI.