SAN JOSÉ DE OCOA, República Dominicana.- Un muerto y 122 familias albergadas es el resultado de las inundaciones por los intensos aguaceros caídos en los últimos días en San José de Ocoa por los remanentes huracán Irene.

Los afectados desafían a la madre naturaleza para ayudarse entre si. La falta de alimentos y combustibles obligó a decenas de personas a emprender la marcha hacia las comunidades de Rancho Arriba y zonas aledañas.

[flv:http://www.noticiassin.com/wp-content/uploads/2011/08/SAN-JOSE-HIST-YG.flv 500 295]

Sobre el puente destruido del río Ocoa muchos pedían auxilio. En los sectores afectados cientos de casas están en peligro.

En tanto que fue encontrado el cadáver de un hombre de identidad desconocida que fue arrastrado por el río Ocoa.

Aunque las condiciones climáticas han mejorado en esta demarcación el servicio de la electricidad es parcial, mientras que otros servicios no se han restablecidos y las autoridades realizan labores de limpieza.