MADRID, España.- Aunque la normalidad es la nota generalizada de la jornada electoral este domingo en España, se han registrado algunas incidencias en las primeras horas, como la muerte de un votante de 96 años en Madrid o el positivo por alcoholemia que ha dado un vocal en un pequeño pueblo de León.

Además, varias personas fueron detenidas en Banyoles (Gerona, noreste) y Zaragoza por realizar pintadas incitando a no votar o dificultar la apertura de colegios electorales con silicona en las cerraduras.

La incidencia más destacable es la muerte de un hombre de 96 años después de votar en el Centro Cultural Hortaleza de Madrid.

El hombre sufrió un desvanecimiento a causa de una parada cardiorrespiratoria, que finalmente le causó la muerte antes de salir del edificio electoral.

En Villablino (León), un vocal tuvo que ser sustituido por el suplente al dar positivo en un control de alcoholemia que le realizaron cuando conducía hacia el colegio electoral.

En Madrid, la Junta Electoral ha resuelto que ningún miembro de las mesas electorales puede exhibir las camisetas verdes que suelen llevar los participantes en las manifestaciones contra los "recortes" de la educación pública en esta región.

Por el contrario, la normalidad envuelve el desarrollo de los comicios en prácticamente todo el país.

Dentro de la normalidad se enmarca la votación de los diez vecinos censados en Villaroya, un pequeño pueblo de La Rioja, cuyo único colegio ha sido el primero en cerrar tras votar en sólo siete minutos todos los electores.

La tranquilidad también reina en la localidad de Lorca (Murcia, este), donde se dispusieron varias carpas como sedes electorales al haber quedado destruidos parte de los colegios como consecuencia de los terremotos del 11 de mayo pasado.

La misma serenidad caracteriza las elecciones generales en el pueblo pesquero de La Restinga, en el isla canaria de El Hierro, en cuyas costas se ha localizado una erupción volcánica submarina