"No se imaginan lo que he vivido. He sido cosificada, utilizada, maltratada, denostada, desmoralizada, burlada, oprimida, amedrentada, tortura psicológicamente y hasta bulling.  Esto ha sido un terrorismo machista", expresa.

SANTO DOMINGO.- La exviceministro del Ministerio de Industria y Comercio, Sandra Rosario abordó el tema sobre los derechos de las mujeres y violencia machista, e hizo un llamado a la procuradora Miriam Germán Brito para que tome cartas en el asunto.

A través de una misiva explica que "estaba en la coordinación de la Cumbre que será celebrada 8, 9 y 10 de Julio.  Empezamos como miembro con el señor Jaime Narváez, presidente  Cumbre Latinoamericana, de nacionalidad mexicana, a realizar la organización del evento, pero vi en él un manejo de atropello, de falta de decencia y de código no profesional, sobre todo abusivo por el hecho de ser mujer"

"Según he podido investigar es su modus operandi, acciones dignas de un leproso moral", indica.

Continúa: "Una de sus acciones fue tomar mi idea, para contactar la participación del presidente de la República,  para ser premiado con los temas propuestos por mí, poniéndome a un lado. Y además tomarlos para abordarlo en el evento. Y para cerrar con broche de oro, pasarme por encima para conseguir el salón de la cancillería, trepando para conectar con la persona que había instruido que se hiciera a través mía. Todo esto con el propósito de desconocer mis méritos y sacar ventaja económica que consideró merezco. No actuó con buena fe... Me pedía disculpas y continuaba atropellándome. ¿Cómo podemos avanzar?"

"Hay en el mundo 196 Países y sólo 17 mujeres están como jefas de estados.  Debemos jugar un papel activo y  revertir cómo nos cosifican, para hacer un mundo mejor. Estoy luchando por un realismo-pragmatismo, derechos de las mujeres. Dice La congresista de EEUU Alejandría Ocasio, que es cultural aceptar la violencia y toda una estructura de poder que la apoya", manifiesta.

Rosario señala que "también Úrsula Von Der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, que ha sido humillada señaló que los maltratos hacia la mujer no se justifican, que es una cuestión de valores, que pasan casos graves en el mundo y no salen a la luz, así qué hay que darle voz. Y sucede porque no tenemos trajes y corbatas".

"Nuestra vicepresidenta, Raquel Peña, se pronunció que hay concientizar el respeto y buen trato a la mujer", dijo.

"No se imaginan lo que he vivido. He sido cosificada, utilizada, maltratada, denostada, desmoralizada, burlada, oprimida, amedrentada, tortura psicológicamente y hasta bulling.  Esto ha sido un terrorismo machista", expresa.

"Quiero hacer un llamado de clamor a la procuradora Miriam Germán, pues las mujeres somos víctimas dos veces, por el denunciado y por la falta de acciones del ministerio.  Dejadez, pérdida de tiempo, te ponen a dar muchas vueltas, lo desgastan a uno y no ofrecen resultados. Estamos desprotegidas", exhorta.

Dice que hay que remover el sistema. Una persona se roba un pollo y es un delincuente, este señor viene a este país a estafar descaradamente y no pasa nada, porque tiene un traje.

"Pido justicia en mi caso y atención a todas las mujeres indefensas".

"Le solicito escuchar mi grito desde el corazón y con espíritu de valentía, pues quiero levantar la antorcha de los derechos de nosotras y representar este mensaje de inspirar y motivar a todas las mujeres dominicanas y del mundo, ser una luz, que no sientan miedo, invitarlas a que cuenten sus historias, hacernos sentir, levanten sus voces, para hacer visible las injusticias"sostiene.

"Empuño el pensamiento de mi líder Nelson Mándela, su legado ha regresado, quiero ser parte de la acción. El señaló mientras las mujeres sean discriminadas, oprimidas y no sean reconocidas, los derechos humanos no tendrán razón de ser", finaliza la carta.