Alberto Navarro, Jefe de la Delegación de la Unión Europea en República Dominicana.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El jefe de la delegación de la Unión Europea en el país, Alberto Navarro, informó este jueves que ese sistema de naciones no contempla el envío de una misión para indagar sobre la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional, sino esperar a establecer el número de personas impactadas por el fallo y que el tema se resuelva en un marco de calma,   moderación y diálogo.

El embajador Navarro respondió de esa manera a la sugerencia que habría hecho el gobierno haitiano, a través de su Cancillería, según reseñaron hoy medios periodísticos,  tras precisar que la Unión Europea espera los resultados de las medidas emprendidas por el Gobierno dominicano, a fin de establecer exactamente el número de personas que pudieran resultar afectadas.

Navarro señaló que la posición de Bruselas en este caso reside en su preocupación sobre el impacto de la sentencia en materia de derechos humanos y que la misma va en dirección de contribuir a la solución del “drama humano”, tal como lo ha identificado el presidente Danilo Medina.

El representante extranjero significó que la Unión Europea respeta la independencia y soberanía de los Estados en materia de nacionalidad, como ocurre en todo el mundo, pues “cada país, cada Estado es libre de decidir cómo se concede la nacionalidad”.

Entiende que es importante que el tema se discuta en el marco de las buenas relaciones de vecindad, el diálogo y el entendimiento, por lo que dijo coincidir con el Secretario General Iberoamericano, Enrique Iglesias, en el sentido de no provocar alarma de los organismos internacionales ni de la sociedad civil, sino que prevalezca el diálogo entre República Dominicana y Haití.

“En el caso de Haití queremos hacer un llamamiento a la calma,  a la moderación porque problemas como éste se resuelven siempre mucho mejor a través del diálogo que de declaraciones públicas o comunicados”, abundó.

Navarro precisó que la postura del bloque europeo, que es única para Santo Domingo y Puerto Príncipe, ha sido comunicada a los gobiernos de ambos países,  en base a la voluntad por abordar el tema mediante el diálogo y el mutuo respeto.

“Este ha sido el mensaje que hemos transmitimos los embajadores de la Unión Europea cuando el Presidente Danilo Medina nos recibió y nos informó hace ya dos semanas de las decisiones que había adoptado el Consejo Nacional de Migración, en la línea de que por un lado habría un informe de la Junta Central Electoral evaluando el impacto que iba a tener esta sentencia, ahí sabremos ya el número concreto de cuántas personas estaríamos hablando, pues hasta ahora se han manejado cifras muy diferentes”, expresó Navarro.

Puntualizó que el momento es para tener “la cabeza fría”, mantener la tranquilidad y tratar de ayudar al Presidente Medina y aquellos que quieren encontrar una solución humana al problema.