Entre enero y principios de febrero, la institución recibió 90 solicitudes de certificación de buena conducta para menores de edad.

SANTO DOMINGO.- A partir del primero de mayo, ninguna institución educativa, consular, del estado o laboral no podrán solicitar los antecedentes penales de menores de edad, esto tras la decisión de la Procuraduría General de la República no emitir certificados de buena conducta, amparándose en el interés superior que protege la intimidad de niños, niñas y adolescentes.

Entre enero y principios de febrero, la institución recibió 90 solicitudes de certificación de buena conducta para menores de edad, 70 de ellas para fines migratorios, requeridas por consulados de países que tienen relaciones diplomáticas con República Dominicana. El resto proviene de universidades, las ramas del Ministerio de Defensa y otras instituciones.

“La persona adolescente tiene derecho a que su intimidad y la de su familia sean respetadas; los datos relativos a hechos cometidos por ellos o ellas son confidenciales. Consecuentemente, no puede ser objeto de publicación ningún dato que, directa o indirectamente, posibilite su identidad”, reza el artículo 231 de la Ley 136-03.

Hasta el momento, el organismo ha emitido, a través de la secretaría general del Ministerio Público, una carta constancia sin el nombre de la persona solicitante, en la que advierte que dicha certificación no procede.

En lo adelante, toda solicitud de certificado de buena conducta será declinada de forma automática.

La secretaria general del Ministerio Público, Gladys Sánchez Richiez, expresó al respecto:

“Sabemos que las instituciones que nos solicitan este servicio no son conscientes de que al requerirlo están violentando una norma, por lo que expresamos la necesidad de que todos velemos por el respeto a los derechos de niños, niñas y adolescentes, consagrados en nuestra legislación”.