Resaltó que la transformación a la Policía Nacional debe ser integral y multidimensional que permita capacitar el personal enfocado en una nueva doctrina de formación.

Santo Domingo.- Tras ocho meses de trabajo, la comisión para la Transformación y Profesionalización de la Policía, presentó este lunes su informe final en el cual reveló que la institución del orden está totalmente arrabalizada y descuidada por el Estado e insistieron en el uso erróneo de la fuerza frente a los ciudadanos y sus derechos humanos.

Servio Tulio Castaños, coordinador del grupo de trabajo puntualizó en los hallazgos entre los que destacan el centralismo excesivo de la actuación policial, recursos insuficientes para ejecutar acciones, arrabalización, además de la precaria formación académica y procedimental.

Además del enfoque erróneo del uso de la fuerza de cara a los derechos humanos y la necesidad de fortalecer la carrera policial y el escalafón.

Castaños indicó que otros de las fallas detectadas fue la falta de estructuración de perfiles de ingreso y de enfoque en el servicio a la ciudadanía, entre otros.

Resaltó que la transformación a la Policía Nacional debe ser integral y multidimensional que permita capacitar el personal enfocado en una nueva doctrina de formación.

Añadió que se debe encaminar a la Policía hacia un modelo que garantice la seguridad ciudadana, dotándolo de recursos humanos y económicos.

Explicó que la transformación de la uniformada debe estar basada en varios ejes, entre los que destaca el fortalecimiento de la carrera policial, acompañado de veeduría ciudadana, evaluación de desempeño, dignidad humana y mayor transparencia.