De Enero a abril de este año, el 911 recibió más de un millón y medio de llamadas de las cuales 957 mil no fueron productivas, molestosas, silenciosas o colgadas.

SANTO DOMINGO.- El tiempo de respuesta del servicio 911, que puede ser vital para garantizar la vida de quienes estén involucrados en una emergencia, es también uno los aspectos más cuestionados a ese sistema y uno de sus grande retos. Muchos usuarios aseguran que han esperado hasta una hora por una ambulancia.

¿Por qué aumentó el tiempo de respuesta del sistema en los últimos años? y ¿Qué se puede hacer para cambiar esta realidad?

Tras recibir una llamada y despachar una ambulancia, el reto del 911 es que ese vehículo llegue a tiempo al lugar de la emergencia y traslade con celeridad a los implicados a un centro médico. Cada segundo cuenta.

Aunque en estos ocho años de funcionamiento del servicio, la ciudadanía tomó conciencia sobre la importancia de ceder el paso a las ambulancias, algunos aún no lo asumen como una obligación.

El aumento continuo del parque vehicular del también complica el panorama: en el 2013 cuando entró en marcha el sistema, existían unos 3 millones 215 mil vehículos en RD, mientras que el 2021 se han incrementado en 60 por ciento, para llegar hasta 5 millones 152 mil.

Aunque el tiempo de respuesta del 911 oscila entre 14 y 22 minutos dentro del Gran Santo Domingo, en esa zona sólo ocurre el 29 por ciento de todas las emergencias. Fuera del área metropolitana, el tiempo de respuesta es mucho mayor.

Además, aunque el servicio se ha extendido al 91 por ciento del territorio nacional, la cantidad de ambulancias no creció en la misma proporción.

Conforme a los tipos de emergencias los primeros tres lugares corresponden a accidentes de tránsito, con el 11.8%; seguido de la violencia doméstica, 8.8%  y atenciones obstétrica, 6.5%;

Esas emergencias obstétricas corresponden en su mayoría a parturientas haitianas, por lo que el sistema implementó el uso del creole, una lengua que ya se convirtió en la segunda más usada por el 911, sólo después del español.

De Enero a abril de este año, el 911 recibió más de un millón y medio de llamadas de las cuales 957 mil no fueron productivas, molestosas, silenciosas o colgadas. Esto significa que el 66 por ciento de las llamadas que se realizan al 911 no son emergencias.