La tuberculosis, la polio o la hepatitis son vacunas que han pasado a un segundo plano en muchos países de América Latina debido a la crisis sanitaria desencadenada por la COVID-19.

SANTO DOMINGO.- Estudios han indicado que los procesos de vacunación contra otras enfermedades prevenibles han sido detenidos o aplazados debido a la pandemia del COVID-19.

La tuberculosis, la polio o la hepatitis son vacunas que han pasado a un segundo plano en muchos países de América Latina debido a la crisis sanitaria desencadenada por la COVID-19.

También la rubeola, la fiebre amarilla, la poliomielitis o el sarampión.

https://www.youtube.com/watch?v=v8tloeM0rm4

Según estas organizaciones internacionales, esto ha aumentado el riesgo de que aproximadamente 80 millones de niños menores de 1 año contraigan una enfermedad prevenible, pero que en muchos casos puede resultar grave.

El mundo tiene vacunas para prevenir más de 20 enfermedades que pueden ser mortales, lo que ayuda a las personas de todas las edades a vivir vidas más largas y saludables. Por lo que es de vital importancia que los padres estén al día con el esquema de vacunación de sus hijos.

No hay razón alguna por la que los padres no completen a tiempo el esquema de vacunación de sus hijos en el país, ya que las vacunas están disponibles en todos los hospitales públicos de manera gratuita.