La artista falleció el jueves y sus restos serán sepultados el sábado.

Santo Domingo.- El director general de la Oficina Nacional de Derecho de Autor (ONDA), José Ruben Gonell Cosme, lamentó hoy el fallecimiento de la destacada cantante lírica, Ivonne Haza del Castillo, madre del ministro de Industria, Comercio y Mipymes (MIC), Víctor-Ito Bisonó.

Dijo que de la artista, quien murió este jueves, el país hereda una obra artística de estimable valor histórico “y nos deja un ejemplo de vida que es un referente para las presentes y futuras generaciones”.

“Nuestras sentidas condolencias para sus familiares, en especial para sus hijos Vilma, Víctor, Rita y Marcos Bisonó Haza”, expresó el director de la ONDA.

Dijo que la sociedad dominicana recordará a Ivonne Haza como exquisita cantante, ejemplar servidora pública y por su vocación de servicio a través de la educación y otras acciones que la distinguieron.

Los restos de Ivonne Haza son expuestos desde este viernes las 2 de la tarde en la Funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln, del Distrito Nacional y serán sepultados el sábado.

Trayectoria de Ivonne Haza

La soprano Ivonne Haza sobresalió como solista con la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN), bajo la dirección de los maestros dominicanos Manuel Simó, Jacinto Gimbernard, Carlos Piantini, Rafael Villanueva, Julio de Windt, Manuel Marino Miniño y José Antonio Molina, entre otros.

Deja un extenso repertorio, que incluye obras de Ravel, Villalobos, Lukas Foss, Ravelo, Brouwer, Marchena y otros. Se desempeñó con éxito en los roles principales de óperas como Cavalleria Rusticana, Payasos, y las zarzuelas Luisa Fernanda, La leyenda del beso y El cafetal. Era dueña de un extenso repertorio de leaders, canciones y música operática.

Con la orquesta de cámara Ars Nova, conducida por Francois Bahuaud, actuó en innumerables conciertos, con la presentación de programas de diversos géneros.

En los Estados Unidos actuó en las salas Avery Fisher y Alice Truly, del Lincoln Center; en el Antillian College, de Mayagüez, y en el auditorio de Bellas Artes, en San Juan, Puerto Rico. En Cuba actuó en las ciudades de Santiago de las Vegas, Holguín, Pinar del Río, y se presentó con gran éxito en la Sala Ernesto Lecuona, del Gran Teatro de La Habana.

Representó por primera vez a la República Dominicana en el Festival Cervantino, en 1988, en México, y lo hizo acompañada por la pianista María de Fátima Geraldes.

La soprano Ivonne Haza se presentó con éxito en muchos otros países, tanto en recitales como en conciertos sinfónicos y de cámara. Recibió muchas distinciones a lo largo de su carrera, entre las que están el Reconocimiento al Mérito Cívico, por su labor cultural, galardón que le fue conferido por la Academia de Ciencias de la República Dominicana. También el gobierno italiano la condecoró al otorgarle la Orden del Mérito en el Grado de Caballero.

Se desempeñó como profesora por varios años en el Conservatorio Nacional de Música. Durante cinco años fue directora artística del Teatro Nacional. Fue además directora de los Cantantes Líricos de Bellas Artes.

En 1988 grabó tres discos compactos: Entrega, Joyas de Navidad, y Sueños, producciones que abarcan diferentes géneros musicales, lo que da una idea de la universalidad de su repertorio.