SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Fue variada de dos años de prisión a 20, la sentencia contra Roberto Antonio Jiménez, acusado de asesinar a su esposa que tenía ocho meses de embarazo en enero de 2009.

El Primer Tribunal Colegiado de la provincia Santo Domingo dictaminó que el hecho se trató de un homicidio voluntario, contrario a lo que expone la defensa del implicado.

El aumento en los años de reclusión contra el asesino de Bárbara Amparo fue decidido por los jueces Julio César Lara, Indhira Pimentel y Fernando Fernández.

“Hay un homicidio voluntario, y es imposible creer la versión de la defensa de que el arma se disparó accidentalmente, cuando la necropsia indica que fue disparada a quemarropa y de arriba para abajo, además de que hubo maltrato físico”, indicaron los jueces.

Jiménez cumplirá la condena en la cárcel de La Victoria, adonde fue enviado en noviembre de 2009 por dos años, luego de que la jueza del Primer Juzgado de la Instrucción de la provincia Santo Domingo, Luz María Rivas dictara la sentencia.

Además de los años de cárcel, el acusado debe pagar una indemnización de 5 millones de pesos.

En tanto, la familia de la occisa se manifestó satisfecha, e incluso lloraron de alegría porque la justicia que han reclamado tantos años al fin se ha hecho