Con relación al caso, las autoridades persiguen al conductor de la patana ya que tras cometer el hecho este emprendió la huida.

Por: Héctor Abreu Casado.

AZUA.- Familiares velan los restos de un empleado de una estación de combustible que murió la noche de este martes tras ser alcanzado por un neumático de una patana.

El hecho ocurrió en la estación de gasolina del Kilómetro 2 de la carretera Azua- San Juan.

La víctima es Antonio Jiménez de 45 años, quien laboraba como bombero en la estación de gasolina a la hora de su muerte.

Jiménez dejó cuatro hijos en la orfandad, por lo que parientes exigen justicia.

Con relación al caso, las autoridades persiguen al conductor de la patana quien emprendió la huida