Tras la tragedia, autoridades de la alcaldía del Distrito Nacional bloquearon con barras de metal la alcantarilla.

Por Carolina Oleaga

SANTO DOMINGO.- Son velados la mañana de este jueves los restos del niño Greimy Sterlin Suriel, de 9 años, que murió al caer por una alcantarilla que lo arrastró a la cañada la 30, en el sector Los Ángeles de Palmarejos.

Previo al sepelio en el cementerio Cristo Redentor,  se realizará un culto de cuerpo presente en las inmediaciones del campo Santo.

Aún afectados por la tragedia, los comunitarios demandaron la solución definitiva de la cañada, que según afirmaron les ha afectado por más de una década.

Tras la tragedia, autoridades de la alcaldía del Distrito Nacional bloquearon con barras de metal la alcantarilla. Este jueves la cañada lucia totalmente libre de escombros.