Las autoridades de ese municipio advirtieron que la medida es irrevocable y que esos vendedores serán reubicados

SANTO DOMINGO.- Como un atropello calificaron algunos vendedores que hacen vida comercial debajo del elevado de la intersección del kilómetro 12 de la Carretera Sánchez y la avenida Luperón, el anuncio de la alcaldía de Santo Domingo Oeste, de que ya no se permitirá más el mercado de La Pulga en ese lugar.


Las autoridades de ese municipio advirtieron que la medida es irrevocable  y que esos vendedores serán reubicados.