Durante el proceso se revisará la documentación de los extranjeros para verificar que estén acorde a lo establecido por la Ley de Migración y aquellos que no cumplan con los requisitos podrían ser deportados.

Por Jayssi Capellán

SANTO DOMINGO.- En momentos en que la inestabilidad por la que atraviesa Haití amenaza con agravar la crisis migratoria que ya vive su población, el gobierno dominicana golpea a la diáspora haitiana con el anuncio de auditoría a los miles de beneficiarios del Plan Nacional de Regularización, que podría llevar a una futura repatriación masiva.

Irregularidades en el Plan Nacional de Regularización fue lo que motivó la auditoría a la iniciativa que entregó documentos a más de 260 mil migrantes en el país durante la gestión del pasado gobierno, de acuerdo con el viceministro de Interior y Policía para Asuntos de Gestión Migratoria y Naturalización, Juan Manuel Rosario.

Asimismo indicó que con la auditoría que inicia desde este día se revisará la documentación de los extranjeros para verificar que estén acorde a lo establecido por la Ley de Migración y los que no cumplan con los requisitos podrían ser deportados..

Agregó que además del fortalecer el control migratorio, es un tema de seguridad nacional.

De su lado, el coordinador de la Mesa Nacional para las Migraciones indicó que si lo anunciada auditoría es para reafirmar la documentación a los beneficiados es bien aplaudido.

En tanto que haitiano ya regularizados en el país aseguraron sentirse tranquilos con la investigación y confían en que continuarán haciendo su vida de este lado de la isla y no tendrán que retornar a su país que en estos momentos atraviesa por grandes crisis.

De acuerdo con el viceministro de gestión Migratoria de los 260 mil extranjeros regulados, el 90 por ciento es de nacionalidad haitiana.