Al llegar al país deportado de los Estados Unidos, el dominicano que viajó a Miami como polizón en el tren de aterrizaje de un avión tuvo que recrear frente a las autoridades los movimientos que realizó para cometer la hazaña.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Al llegar al país deportado de los Estados Unidos, el dominicano que viajó a Miami como polizón en el tren de aterrizaje de un avión tuvo que recrear frente a las autoridades los movimientos que realizó para cometer la hazaña.

Su contextura física fue cómplice de la decisión que tomó Siomi Santos para poder juntarse con su hermana en los Estados Unidos.

Al llegar al país, las autoridades quisieron saber con ejemplo cómo este logró realizar la peligrosa acción sin resultar lesionado.

Santos narró las inclemencias del tiempo que tuvo que enfrentar durante esta hazaña.

El frío de altura le causó temblores en el cuerpo pero afirma que gracias a Dios pudo soportarlo.

El joven de 26 años ahora será sometido a la justicia por violar la ley general de migración.