En su breve relato Abinader se centró en la estrategia para el turismo y detalló que para entender cómo proceder se hicieron encuestas y grupos focales en Estados Unidos.

Redacción.- Parte de la participación del presidente Luis Abinader en el Foro Económico Mundial celebrado en Davos, Suiza.

En su exposición en el panel “Repensar y revitalizar los viajes y el turismo”, realizado hoy lunes, el mandatario inició explicando que asumió la presidencia del país en agosto del 2020 con la economía y el turismo paralizado.

Expuso que consciente de que el turismo aporta más del 20% del producto interno bruto y alrededor del 20% del empleo, y analizando la dinámica económica, “sabíamos que nuestra economía no se pondría en marcha si no se recuperaba el turismo. Teníamos que lograr un equilibrio entre la preservación de la salud de nuestra gente, pero al mismo tiempo abrir la economía”.

En su breve relato Abinader se centró en la estrategia para el turismo y detalló que para entender cómo proceder se hicieron encuestas y grupos focales en Estados Unidos, el principal mercado emisor, que comenzaba a abrirse. Aprendimos, dijo, que después de meses encerrados en sus casas “las personas querían salir” y les seducía la imagen de sol y playa del paisaje dominicano, pero “tenían miedo a las consecuencias de enfermarse”.

Analizando opciones, explicó, se decidió “crear el único seguro de COVID-19, el único en el mundo, que era gratis para cualquiera que viniera a la República Dominicana. Así ganamos la confianza de las personas”, que comenzaron a volar a nuestro país”.

La pregunta del panel fue: “costó mucho?”. Abinader respondió de manera contundente: “Sí costaba, pero costaba más si no venían turistas. Ese fue el análisis que hicimos. Además la aseguradora era estatal. Pero también hay que decir que solo lo usó el 0.7% de los turistas que recibimos, porque tenían que hacerse la prueba de COVID al llegar al país”.

Comenzamos a trabajar con el seguro, expuso, “pero a la vez teníamos en macha uno de los programas de vacunas más rápidos de América, y también empezamos a vacunar a los empleados de los hoteles”. Nuestra decisión se encaminaba a abrir el país al turismo para recuperar la economía.

Al inicio de la pandemia, relató Abinader, queríamos abrir hoteles que estaban cerrados, y empezamos a financiar a los dominicanos que sintieron interés de visitarlos, “porque tenían que abrir y estar preparados para el invierno de 2020 y 2021. Así el turismo interno, que era del 8%, aumentó al 17%, y nos ayudó a prepararnos para la llegada de los turistas internacionales; pero también tenemos 2 millones de dominicanos que viven en los EE. UU. y fueron los primeros en venir como turistas a la República Dominicana”.

Era hora de abrir el destino. Dijo, ahora “estamos abriendo un nuevo polo llamado Pedernales en el sur del país con hermosas playas. Estoy feliz de que las compañías hoteleras más grandes del mundo, comenzando por Marriot, ya han firmado acuerdo para desarrollar y administrar un hotel allí”.