Aunque el presidente de la República, Luis Abinader, dejó iniciados los trabajos de la verja perimetral en la frontera con el vecino país de Haití el pasado 20 de febrero, en la provincia Dajabón, desde el fin de semana se debate el tema de que los trabajos se encuentran paralizados.

SANTO DOMINGO.- Para el exaspirante a la presidencia de la República, Ramfis Trujillo, el gobierno ha sido débil con el muro fronterizo, construcción que desde el pasado fin de semana ha sido tema de conversación debido a que aparentemente se encuentra paralizada.

Trujillo, a quien en las pasadas elecciones el Tribunal Superior Electoral (TSE) le rechazó su candidatura por poseer doble nacionalidad, dijo que aún tienen esperanzas de que ese muro que propusieron hace varios años ya se convierta en realidad.

"Tenemos esperanzas de que ese muro que nosotros propusimos hace varios ya se convierta en realidad porque entendemos que es una necesidad, sobre todo ante las condiciones. Entiendo que el gobierno ha sido débil”, dijo, al hacer acto de presencia en la funeraria del Jardín Memorial a dar el pésame al expresidente Hipólito Mejía y su familia, por el deceso de la exprimera dama doña Rosa Gómez de Mejía.

Aunque el presidente de la República, Luis Abinader, dejó iniciados los trabajos de la verja perimetral en la frontera con el vecino país de Haití el pasado 20 de febrero, en la provincia Dajabón, desde el fin de semana se debate el tema de que los trabajos se encuentran paralizados.

En torno al tema, la vicepresidenta Raquel Peña dijo este pasado lunes que no cree los trabajos estén paralizados y que se supone que quienes tienen la responsabilidad de esa obra deben estar trabajando.

“Realmente no creo que esté parada, eso se ha dicho en la prensa; pero habría que hablar realmente con los contratistas porque esa obra se licitó y se asignó, entonces se supone que deben de estar trabajando”, manifestó la vicepresidenta.

También dijo que se va investigar la situación para poder brindar una información más concreta.

Agregó que  “Pero la decisión está y ya se arrancó, ustedes vieron que el presidente pues lo inició hace varias semanas”.

La construcción  tendrá 160 kilómetros de extensión y consistirá en un muro de hormigón armado y una estructura metálica de una altura de 3.90 metros. También tendrá 170 torres de vigilancia y control, además de unas 71 puertas de acceso.