En rueda de prensa celebrada  en el local de la Unión de Medianos y Pequeños Industriales de la Harina (UMPIH) los Suplidores de los alimentos Escolares dijeron que a muchos de sus miembros

SANTO DOMINGO.-Tras advertir que el año escolar podría comenzar comida, la Unión Nacional de Suplidores de Alimentos Escolares, en conjunto a otros gremios, pidieron al presidente Luis Abinader intervenir en el pago atrasado de cinco mil millones de pesos que se les adeuda.

Mientras que el director del Inabie garantizó dicho pago para las próximas semanas.

Más mil 300 suplidores afiliados a los gremios están al borde de la quiebra por la deuda millonaria que tiene con ellos el Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil, según los suplidores de alimentos gremialistas.

Manifestaron que ya han agotado todas vías institucionales para recibir el pago y de no ocurrir a la brevedad, el próximo 20 de septiembre el año escolar iniciará sin provisiones alimenticias para los estudiantes.

Indicó también que hace cinco meses que no les paga a los suplidores por los servicios prestados.

De su lado, el director del Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil, Cecilio Rodríguez, manifestó que dicha deuda ya está casi esta saldada, ya que trabajan junto con la Contraloría General de la República para agilizar los procesos.

Dijo además que el retraso se debe al incremento de los precios que han tenido los insumos.

El funcionario indicó también que ya cuentan con el presupuesto para el suministro de alimentos del año escolar 2021-2022.