“La magnitud de las pobladas, el saqueo generalizado, la solicitud de la renuncia del gobierno haitiano, conforman un cuadro explosivo en Haití.  En tal sentido, solicitamos al presidente Danilo Medina y a su gobierno tomar medidas preventivas de evacuación de nuestro personal diplomático y consular, como lo están haciendo otros países, así como nuestros ciudadanos que por diversas razones se encuentran en suelo haitiano”, expresó.

SANTO DOMINGO,República Dominicana.- El dirigente de la Fuerza Nacional Progresista (FNP) Vinicio Castillo Semán solicitó al gobierno disponer de manera urgente la evacuación del personal de la embajada dominicana en Haití, así como tomar las medidas para facilitar el retorno de los dominicanos que se encuentran en el país vecino, en prevención y seguridad de sus vidas e integridad física.

“La magnitud de las pobladas, el saqueo generalizado, la solicitud de la renuncia del gobierno haitiano, conforman un cuadro explosivo en Haití.  En tal sentido, solicitamos al presidente Danilo Medina y a su gobierno tomar medidas preventivas de evacuación de nuestro personal diplomático y consular, como lo están haciendo otros países, así como nuestros ciudadanos que por diversas razones se encuentran en suelo haitiano”, expresó.

Destacó que si la inestabilidad política continúa en Haití fruto de protestas sociales, el caos puede profundizarse.

En ese sentido, entiende que la embajada dominicana puede ser atacada, como ya ha ocurrido anteriormente y su personal diplomático y lo conciudadanos pueden estar expuestos.

“Las Fuerzas Armadas deben diseñar un plan de contingencia ante un posible éxodo masivo de población haitiana hacia la República Dominicana.  El sector productivo haitiano ha sido destrozado por saqueos e incendios.  Muchos empleos se han perdido y es más que previsible que se presente hambruna y un peligro de éxodo masivo hacia nuestro país.  Todo esto puede ser instigado desde Haití bajo el pretexto de la bandera de refugiados humanitarios.  Campamentos de refugiados, como le pidió Clinton a Balaguer en el año de 1994.  Nada de esto debe sorprendernos.  Como país debemos prepararnos para esa contingencia”, concluyó Castillo Semán.