“La corrupción es un cáncer que si ustedes no se comportan a la altura de su rol histórico hará metástasis y nos quitará las esperanzas átomo por átomo”, afirmó.

SANTO DOMINGO.-  El procurador adjunto Wilson Camacho afirmó este martes que los corruptos no solo se roban “el dinero de todos nosotros” sino, también, la salud, educación, las oportunidades de desarrollo y se roban nuestro tiempo.

El titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) habló en esos términos en la audiencia de juicio de fondo que se le sigue a los implicados en los sobornos de la constructora brasileña Oderebcht.

Camacho definió la corrupción como un cáncer que ha tratado de adueñarse del cuerpo de este país.

“La corrupción es un cáncer que si ustedes no se comportan a la altura de su rol histórico hará metástasis y nos quitará las esperanzas átomo por átomo”, afirmó.