Datos como los reportados en el Informe perfil Estadístico de la Violencia contra la Infancia en Latinoamérica, en el que se afirma que dos de cada tres personas menores de 14 años es víctima de disciplina violenta en el hogar, son altamente preocupantes.

SANTO DOMINGO.-  La organización internacional World Vision República Dominicana, en el marco de la conmemoración del Mes de la Familia, invita a reflexionar sobre el impacto negativo de los modelos de crianza basado en métodos de disciplina violentos, y los beneficios en el presente y futuro de la niñez que crece en un entorno afectivo donde prevalece la crianza positiva.

Recientemente, han recibido diversos informes en los que se alerta a la sociedad latinoamericana acerca de la violencia hacia los niños, niñas y adolescentes, en los que se resalta que la mayoría de las situaciones detectadas se producen en el entorno familiar, especialmente por parte de los progenitores.

En ese sentido, datos como los reportados en el Informe perfil Estadístico de la Violencia contra la Infancia en Latinoamérica, en el que se afirma que dos de cada tres personas menores de 14 años es víctima de disciplina violenta en el hogar, son altamente preocupantes.

Por consiguiente, estos informes de carácter regional son consistentes con la realidad evidenciada en trabajos de campo realizados en la República Dominicana. En su Informe Protección y Salud de la Niñez, realizado en 17 municipios de seis de las provincias más pobres de nuestro territorio, World Vision, reveló que un 49 % de los padres, madres y cuidadores entrevistados consideran el castigo físico como el modelo de disciplina ideal para formar el ciudadano del futuro. Asimismo, otro estudio realizado por la ONG Plan Internacional coincide plenamente con los datos arrojados por el Informe de World Vision, a pesar de ser conducido en otra región del país.

De la igual forma, la Encuesta ENHOGAR-MICS 2019, publicada en 2021, arrojó que un 64 % de la niñez dominicana sufre violencia en el hogar, y este indicador aumenta hasta en un 73 %, cuando se trata de la primera infancia.

Ante esta realidad, World Vision reitera su llamada a los diversos sectores del país, especialmente a los tomadores de decisión, para que juntos avancemos en un esfuerzo multisectorial orientado al diseño e implementación de iniciativas que den como resultado un cambio de comportamiento social frente a un modelo de crianza basado en métodos de disciplina violentos, altamente normalizados en nuestra sociedad.

“La violencia física, verbal y psicológica de los padres hacia los hijos es un caldo de cultivo en el que germinan problemáticas como las uniones tempranas, embarazo en adolescentes, niñez en situación de calle, abuso y explotación sexual, adolescentes en conflicto con la ley, entre otros; por lo que entendemos que en la medida en que se reduce la violencia en el entorno familiar, en esa misma proporción se reducirán los indicadores de los flagelos antes mencionados”, afirmó Juan Carlo Ramírez, director nacional de World Vision.

Indistintamente, World Vision es consciente de su rol como parte de la sociedad civil, y como aporte al cambio de comportamiento social perseguido, ha venido desarrollando una jornada nacional de recolección de 10 mil firmas para impulsar la aprobación de la Ley de Crianza Positiva, cuyo libro consolidado fue entregado a mediados de este año a la Comisión Permanente de Niñez, Adolescencia y Familia de la Cámara de Diputados, con la primera dama, Raquel Arbaje, como testigo.