Se recuerda que el allanamiento ocurrió luego de las versiones difundidas por redes sociales, de que Estados Unidos había solicitado impedir que el yate zapara de suelo dominicano.

SANTO DOMINGO.- El misterio que ha rodeado al yate Flying Fox durante su estancia en el Puerto Don Diego, lo acompañó este viernes cuando zarpó, sin que las autoridades hayan ofrecido ningún tipo de  información.

La embarcación, propiedad de Dimitry Kamenshchik, un supuesto oligarca ruso vinculado a Vladimir Putin ruso, fue allanada hace tres semanas por el Ministerio Público a solicitud del gobierno estadounidense.

Se recuerda que el allanamiento ocurrió luego de las versiones difundidas por redes sociales, de que Estados Unidos había solicitado impedir que el yate zapara de suelo dominicano el pasado 25 de marzo.