El jefe de Estado atribuyó a las redes sociales el hecho de que en la actualidad los casos salgan más a la luz, lo que entiende anteriormente existían pero que la población no se enteraba.

SANTO DOMINGO.- En medio de la indignación que siente la sociedad tras la muerte de tres jóvenes en varios destacamentos del país luego de ser detenidos, el presidente de la República Luis Abinader manifestó “que no tiene una varita mágica” para cambiar los problemas y debilidades de la Policía Nacional e indicó que por primera vez un Gobierno hace intentos de reformar ese organismo para que ofrezca un mejor servicio a la ciudadanía.

“Yo no puedo cambiar ese accionar de esos policías que solo duraron tres meses de entrenamiento”, dijo Abinader.

El mandatario además admitió que ha notado “la percepción y la indignación” colectiva que tiene la población por los últimos acontecimientos; sin embargo, dijo que en la Policía hay mucha gente buena, por lo que trabajan para cambiar esa situación y lograr devolver la confianza a la ciudadanía.

El jefe de Estado atribuyó a las redes sociales el hecho de que en la actualidad los casos salgan más a la luz, lo que entiende anteriormente existían pero que la población no se enteraba.

“La diferencia es que ahora se investigan todos los casos, esos casos ahora sí lo investiga un verdadero Ministerio Público independiente”, añadió el jefe de Estado antes de expresar que “hay una diferencia palpable” entre la justicia de esta administración y la usada durante el pasado gobierno.

En la entrevista, el presidente informó que de acuerdo a las estadísticas que maneja; hay un 40% menos de muertos mediante actuaciones policiales con relación al 2017, aunque sí se refleja un incremento en la taza de hurtos en el país.

Hace varios días el Gobierno anunció que adelantará la implementación de unas 14 medidas de la reforma policial, aunque no especificó cuándo comenzarían a funcionar.