En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Para extrañar a Danilo

No hay forma de que en este país se apliquen correcciones a los problemas estructurales, que como sociedad arrastramos, sin provocar dolor, picor, incomodidad, desencuentro y rechazo.

Tenemos ajustes pendientes que, en nombre del populismo y de la vocación clientelar de los gobiernos, son manejados con una suerte de pastillas que alivian sin ser realmente curativas.

Aplazar soluciones de fondo crea un pasivo que se engrosa al pasar del tiempo. Como si se ignorara la enfermedad, dejada al azar para  ver qué pasa, nuestros políticos han preferido distraerse en la construcción de espejismos.

Si hallan alta aceptación en soluciones cortoplacistas o medidas marginales de paño con pasta, levantan la voz y proclaman que todo va muy bien, una visión que suelen refrendar a coro quienes succionan sin parar las portentosas ubres del Estado.

Un mensaje clave del presidente Danilo Medina concita mi atención cuando dice algo así: “No me interesa la reelección; quiero que cuando salga del poder los ciudadanos puedan decirme gracias Danilo por lo que hiciste”.

Esta es una intención que aplaudo. Sin embargo, me pregunto cuán duradera y extensa será la gratitud ciudadana esperada por el gobernante. ¿Está desarrollando el gobierno cambios estructurales que impactarán positivamente a la gente en los próximos veinte años?

¿Hay en marcha algún paquete de reformas que nos deparará raíces fimes en el crecimiento económico, pleno empleo, recaudaciones adecuadas para financiar las tareas del desarrollo, instituciones impermeables a la corrupción, servicios públicos de calidad y partidos politicos éticos?

No puedo olvidar la drasticidad con la que mi padre me imponía correcciones en un contexto de riesgos y amenazas que ahora puedo vislumbrar con más claridad.

En medio de la molestia provocada por su necedad, no me daba cuenta que quería evitarme ser un ladronzuelo, un delivery del microtráfico, un estafador o un criminal. Hoy le tributo gracias eternas porque logró su cometido. Yo preferiría que Danilo Medina asumiera ahora el modelo de la medicina dolorosa  para contar mañana con un cuerpo social sano que le extrañaría siempre y le daría gracias. (twitter: @viktorbautista).

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *