En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Para “jugar al Internet”

José Carlos Nazario.

José Carlos Nazario.

Por José Carlos Nazario

Hipólito Mejía dijo hace más de una década que no iba al Palacio Nacional a “jugar al Internet”. La frase, que buscaba ironizar con la afición tecnológica del anterior y posterior presidente, Leonel Fernández, terminó saliendo por la culata.

No hay duda de que está de moda la Web 2.0. Todos hablan de las redes sociales. Todos quieren estar en ellas o al menos dedican algunos segundos a despotricar en su contra.

Se puede escuchar a amas de casa comentando las dificultades del Facebook con el respeto a la privacidad. O incluso encontrar algunos políticos de prácticas arcaicas sumados al gran polílogo de las redes sociales. Lo cierto es que muchos han entrado por la moda, sin preguntarse efectivamente qué hay detrás de este fenómeno. Cuál es la verdadera efectividad del mismo y si el sólo hecho de estar en ellas resulta ganancioso.

A esta última pregunta respondería que sí. Si no estamos en ellas nos perdemos de un modo de visibilidad e interacción cercano y fácil de usar. Sin embargo, ¿es posible pensar que el solo hecho de estar en las redes va a producir resultados positivos para nuestras necesidades u objetivos?

No. Tampoco es de este modo al invertir en publicidad, ni relaciones públicas. Twitter, Facebook, LinkedIn, entre otros, son canales. No determinan el rumbo de los resultados si no se opera desde estos con una visión estratégica. No se trata, como muchos dicen, de entrar en la conversación e interactuar, no importa cómo.

Empresas y personas que quieran lograr objetivos de gestión y magnificar resultados deben entender la importancia de planificar la comunicación y tener un norte claro.

Para que una organización use con éxito las redes sociales debe desarrollar una política de comunicación y establecer un presupuesto para los fines. Con un plan de comunicación digital que determine qué actores van a estar involucrados, qué temas deberán abordarse, a qué públicos se busca llegar, cuáles son los mensajes adecuados y los actores influyentes en el área.

De igual modo, determinar el tono y la forma del contenido y la expresión. Se debe definir quién en la empresa va a coordinar dicho proyecto y si conviene hacerlo a través de un experto contratado, tomando en cuenta que es una labor diaria y constante, que requiere de atención especializada y conocimientos.

También hay que crear sentido en la organización de lo que se está haciendo con las redes sociales y por qué se está realizando de ese modo. Si se trata de una imposición, la propia cultura organizacional determinaría el fracaso del proyecto. Igualmente, es requerido establecer un sistema de medición de resultados.

Como vemos, estos y otros factores, determinan que para “jugar al Internet” hay que tener algunos puntos bien en claro sobre la mesa. De hecho, el propio Hipólito Mejía sufrió los efectos del uso estratégico de las redes por parte del candidato oficialista durante el proceso electoral pasado.

El equipo de campaña del actual presidente Medina empleó a conciencia y con creatividad proyectos focalizados dirigidos a cautivar públicos específicos en las redes sociales. Las encuestas, que en los primeros meses marcaban una ventaja de la jocosidad y el gran impacto de marketing del “Llegó Papá”, terminaron reflejando el cambio en las preferencias de los jóvenes sub-veinticinco años (que habían abrazado en su mayoría la propuesta opositora).

Y es que no se trata de entrar a dejarse ver y repetir consignas. Para “jugar al Internet”, hay que saber jugar o contratar buenos jugadores.

Comenta con tú facebook

Comentarios

Excelente articulo,creo que los nuevos tiempos exigen y demandan nuevos políticos, con visión y manejos diferentes, conscientes entre otras cosas del poder e importancia de la comunicación estrategia, el manejo de las crisis comunicacionales, el uso efectivo de las redes sociales, y los medios de comunicación. Y para eso no es necesario ir al extranjero, en el patio hay profesionales capaces y actualizados para dichas tareas, con el beneficio de que conocen la cultura e idiosincrasia criolla.
Muy interesante. Y es totalmente cierto. Y lo delicado de la presencia de ciertas personalidades públicas en las redes sociales es que puede llegar a ser un arma de doble filo. Ante lo que está en la palestra, cualquier comentario o hasta el simple "silencio" de esa persona ante X tema, puede generar muchas reacciones en contra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *