En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Pareja apuñala a su vecino por quejarse del ruido que hacían en la intimidad

Pareja apuñala a su vecino por quejarse del ruido que hacían en la intimidad
Pareja apuñala a su vecino por quejarse del ruido que hacían en la intimidad

pareja-detenida-sexo--644x362REDACCIÓN INTERNACIONAL.-Mark Galin, un hombre de 57 años residente en Rogersville -Tennessee (Estados Unidos), ha sido hospitalizado esta misma semana después de ser apuñalado por una pareja residente en una vivienda cercana a la suya, tal y como ha informado la versión digital del «Daily Mirror». Según han desvelado fuentes policiales, el ataque sucedió después de que el norteamericano llamase a las autoridades quejándose de que sus vecinos estaban haciendo unos fuertes y extravagantes ruidos de placer mientras practicaban sexo.

Concretamente, este conflicto empezó la semana pasada, momento en que Galin contactó con la policía de Tennessee quejándose del ruido que salía de la casa de sus vecinos, Johnny Allen Richards (de 33 años) y Erin Brooke Lawson (de 32). Al parecer, esta pareja había estado manteniendo relaciones sexuales y, durante las mismas, hicieron un ruido excesivo que molestó a la futura víctima. Por ello, el estadounidense solicitó la presencia de una patrulla de agentes en su domicilio para que les llamasen la atención.

El conflicto pareció acabar en este punto pero, a los pocos días, Galin contactó otra vez con la policía cuando se percató de que sus vecinos estaban manteniendo una severa disputa doméstica. Las autoridades, nuevamente, se personaron en la vivienda de Richards y Lawson para averiguar que estaba sucediendo e informarles de las quejas de los residentes cercanos.

Según parece, la visita de los agentes no gustó demasiado a la pareja que, hastiada, atacó a Galin en la calle golpeándole con un rastrillo la cabeza en dos ocasiones. Posteriormente, cuando el arma se rompió, la mujer le clavó el mango del mismo. Tras el incidente, la policía encontró restos de sangre en la zona del ataque, por lo que Richards y Lawson fueron detenidos y se enfrentan a un delito de asalto.

Fuente: abc.es

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *