En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Pariguayos gobernados por sabelotodo

Pariguayos gobernados por sabelotodo
Rosario Espinal

Esperaba la reforma fiscal desde hace meses, pero debo decir que sentí profunda tristeza al conocer la magnitud del déficit y la fórmula del gobierno para buscar nuevos fondos. El paquete de impuestos presentado arrancará demasiado dinero al pueblo para uso y abuso de la misma clase gobernante.

 De la tristeza pasé al desconsuelo total al ver la foto de prensa de la última reunión del Comité Político del PLD, donde la plana mayor salió sonriendo (no sé por qué) y declaró total respaldo a los nuevos tributos.

En estos días escribí: “¡Qué cachaza, cuánta orfandad!,” y también, “Gobiernos chupasangre, empresarios explotadores”. Pero hay más. He llegado a la conclusión de que el pueblo dominicano es muy pariguayo.

Cualquier excusa, cualquier explicación, un soborno, o una declaración que provenga del poder es dictamen a aceptar. Y siempre ronda en el ambiente un llamado a la paz, con justa razón, porque la muerte debería reservarse para fines trascendentales, dejarse al destino, o en manos de Dios.

En un país de pariguayos, y además, con una oposición política de incapacidad mayúscula, el PLD hace lo que le venga en gana, incluido haber generado un gran hoyo financiero en menos de un año, y querer ahora cobrarle al pueblo por esa perniciosa hazaña.

El PLD se cree sabelotodo y así ordena y demanda. La idea de un partido de cuadros ilustrados para la liberación nacional con justicia social, ha devenido en un proyecto político que patrocina la mayor red clientelar conocida en la historia dominicana.

El presupuesto nacional se infló en los últimos ocho años con más impuestos y más préstamos para acomodar mucha gente en el sistema de “beneficencia estatal”, fueran cuantiosos contratos-desfalcos, sueldos lujosos injustificados, pensiones inmerecidas y abultadas, nominillas políticas, o mugres tarjetas de solidaridad para acallar pobres ciudadanos.

El PLD utiliza la racionalidad y el pragmatismo para ganar batallas y la guerra. La dirección del PLD ha logrado lo que ningún otro partido en el país obtuvo en el pasado: unidad aún en medio de divergencias, y el uso del conocimiento para alcanzar objetivos partidarios y de Estado. Esto magnifica el sentido de sabelotodo, que es una actitud de poder, mientras el conocimiento político es una herramienta para la consecución de fines específicos.

El PLD cuenta con una amplia alianza estratégica. La formación de una extensa red clientelar ha tenido como propósito principal construir soportes que permitan longevidad en el poder. La coalición electoral-gubernamental incluye un amplio espectro político de derecha a izquierda, con sus integrantes todos cómodamente insertados al gobierno. Tienen además un ejército mediático en nómina, y una amplia campaña publicitaria rentable a productores y dueños de medios.

Pero el PLD quiere más y más para sostener esa costosa maquinaria clientelar, e integrar nuevas personas y grupos pensando en triunfos futuros. Ahí radica el meollo de la llamada reforma fiscal.

El Ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Temístocles Montás, repite que el gobierno debe gastar más. Se entiende su urgencia, porque sin más dinero se desplomaría todo el andamiaje clientelar que sustenta el gobierno. Habría que quitar beneficios a muchos políticos que viven del cuento, no se podría agregar miles de personas al programa solidaridad para apaciguar los pobres y tener votos cautivos, y además, sin mucho dinero el Comité Político dejaría de ser sabelotodo.

Como somos un pueblo pariguayo siempre esperando el maná prometido, el PLD aprobará los impuestos de la forma que ordene su jefatura. Una revuelta por aquí y otra por allá, unos cuantos sobornos, y en diciembre, fiesta y mañana gallos.

Artículo publicado en el periódico HOY

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *