En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Patti Davis, hija de Ronald Reagan, posa desnuda a los 58 años

Patti Davis, hija de Ronald Reagan, posa desnuda a los 58 años
Patti Davis, hija de Ronald Reagan, posa desnuda a los 58 años

Patti Davis

LOS ÁNGELES, EE.UU.- Patti Davis, hija del expresidente estadounidense Ronald Reagan, posó desnuda a los 58 años para la revista More, según recogen este miércoles medios locales.

Davis, considerada la “oveja negra” de la familia Reagan, posa ahora por distintas razones de las que le movieron a hacerlo en 1994, cuando se desnudó a los 42 años para Playboy con el objetivo de molestar a su familia.

Ahora pretende mostrar el estado físico que posee a su edad, algo que afirma haber conseguido gracias a un ejercicio continuado.

“Mi cuerpo es la casa en la que vivo, y nunca he parado de intentar mejorarlo”, escribe Davis en la revista.

“No comprendo esa actitud habitual por la que después de los 40 parece que tu cuerpo se va a echar a perder. ¿De verdad? Nuestros músculos son bastante democráticos. Si los trabajamos, responderán”, añade.

En su escrito para la publicación asegura que el desnudo que protagonizó en 1994 y que causó un gran revuelo e incomodidad entre los miembros de su familia supuso una “victoria personal” para ella tras haber sido objeto de numerosas críticas por sus problemas con las drogas.

No duda en reconocer que estuvo enganchada a las anfetaminas, al speed y a la cocaína desde los 15 años hasta bien entrados los 20, pero a los 34 años decidió volcarse en su actividad física para sentirse “más fuerte”.

“Mi cuerpo estaba hecho trizas, mis músculos eran finos y apenas se veían”, comenta. “Decidí enmendar la situación y tener una vida sana”, agrega.

Este nuevo desnudo llegó tras una observación de su profesor en el gimnasio, quien le comentó que su aspecto era mucho mejor que el que poseía con 40 años.

“He aprendido a mirarme frente a un espejo y mirar la fortaleza que refleja: las horas de entrenamientos, las millas recorridas, los años de distancia entre la mujer fuerte que soy ahora y el deshecho que fui”, escribe Davis.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *