En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Perspectiva: Alerta y prudencia

Perspectiva: Alerta y prudencia
Perspectiva: Alerta y prudencia

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Ante la proximidad del paso de la tormenta Erika y las torrenciales lluvias que se pronostican, urge insistir a la población que se mantenga alerta con atención a los boletines oficiales y que el cuidado y la prudencia guie cada uno de sus actos durante el temporal.

En no pocas ocasiones la imprudencia es una fuente de peligro mucho mayor que los efectos generados por los fenómenos naturales.

Seguir rumores o informes especulativos es un error capital en cualquier época y circunstancia y puede ser fatal durante una perturbación atmosférica, ya que provoca confusiones trastornadoras. Es por eso que se aconseja solo seguir las recomendaciones que hacen los organismos de socorro

Para preservar vidas y evitar desgracias, es conveniente seguir al pie de la letra los informes de Meteorología y del COE, que ha pedido tomar precauciones ante la ocurrencia de aguaceros, en especial a los residentes en zonas vulnerables y de alto riesgo, próximas a arroyos y cañadas.

Un punto fundamental, cuya inobservancia ha tenido fatales consecuencias en el pasado, es no ofrecer resistencia en aquellos lugares que las autoridades hayan dispuesto evacuaciones preventivas. La actitud ante este vital llamado puede ser tan serio como de vida o muerte.

Es comprensible que familias se niegan a abandonar sus hogares por temor a perder sus ajuares y pertenencias, pero la vida es el valor supremo y debe ser preservada bajo cualquier circunstancia.

La adopción de una logística tomada a tiempo y la prontitud con que sean desplegadas las brigadas de socorristas hacia eventuales zonas en emergencia por inundaciones, será determinante para prevenir víctimas fatales.

La gente debe abastecerse de alimentos que no se dañen si se produjeran cortes en el suministro de electricidad, pero debe evitar compras abultadas y gastos innecesarios.

En resumen, una combinación de seguimiento y apego a las alertas y una buena dosis de prudencia son indispensables. Recordemos el viejo refrán de que el que sigue consejos, muere de viejo.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *