En Vivo

Se un periodista y comparte las incidencias de tú comunidad con nosotros

Whatsapp
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Perspectiva: Violencia electoral

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La muerte a tiros del ex rector de la UASD, Mateo Aquino Febrillet, troncha su carrera como aspirante a la senaduría por San Cristóbal y lo sitúa como la tercera víctima trágica en la campaña del proceso electoral, cuando faltan apenas tres meses para los comicios del 15 de mayo.

Aun los informes sobre las circunstancias en que perdió la vida son preliminares e imprecisos, al punto que la Policía prefiere no avanzar mayores detalles hasta que las investigaciones permitan obtener datos concluyentes.

Lo que sí está claro es que Aquino Febrillet fue víctima de las tensiones, intolerancia, ánimos caldeados y ambiciones desbordadas en las disputas por aspiraciones a posiciones electivas, en este caso a lo interno del PRM.

Ya finales de 2015, durante el proceso de primarias del Partido de la Liberación Dominicanas, los ciudadanos que aspiran a un proceso electoral seguro, respetuoso y tranquilo, contemplaron con estupor cómo refriegas entre compañeros de partido causaron la muerte a dos peledeístas de diferentes tendencias.

La violencia intrapartidaria se ha convertido en un fenómeno inquietante, ya que envía una señal de desasosiego con vista a las próximas elecciones, un proceso comicial sumamente complejo porque además de las boletas presidenciales, estarán en juego más de 4,000 puestos electivos a nivel congresual y municipal.

Hay que llegar a esta cita crucial para la democracia y la estabilidad política y social de la nación, en calma, con la debida cordura y un alto sentido de responsabilidad cívica, porque la gobernabilidad y la paz nacional son patrimonios invaluables que los dominicanos debemos preservar.

Toda muerte es lamentable y en el caso de  Aquino Febrillet ha causado gran consternación porque nunca se apartó de la docencia académica y siempre abogó por la unidad de la familia uasdiana.

Cuando asumió la rectoría de la UASD en 2011, sus primeras palabras fueron llamar a quienes lo apoyaron para que acogieran a los perdedores de las elecciones universitarias, en aras de esa academia como un todo unitario. Indudablemente, una muestra de apertura, unidad, tolerancia y respeto que ojalá prime en lo que resta de campaña. Observar tal comportamiento puede ser el mejor tributo a su memoria.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *