Ir arriba
Martes 4 de agosto, 2020
Coronavirus / covid-19
  • Casos RD
  • Muertes RD
  • Recuperados RD
  • Casos totales
  • Muertes
  • Recuperados
  • Nuevos Casos
<< Mapa interactivo >>

Pesadilla roja: el desastre de Ferrari

Pesadilla roja: el desastre de Ferrari
Pesadilla roja: el desastre de Ferrari

REDACCIÓN DE DEPORTES.- Ferrari está sumido en una profunda pesadilla. Hasta ayer se sufría por un monoplaza, el SF 1000, visiblemente inferior, un segundo más lento que el año pasado en el mismo circuito, uno de los más lentos en velocidad punta y que a duras penas se ha metido en la Q3 en las dos primeras carreras de Austria, algo inaudito en las últimas temporadas.

Pero ayer se añadió en la segunda carrera el peor trago para un jefe de equipo, un doble KO de los dos coches y además motivado por un error de su estrella, Charles Leclerc.

El movimiento del monegasco fue en el mismo punto en el que Vettel chocó contra Sainz en la primera carrera, solo que esta vez fue el alemán el que se vio atropellado por el propio Leclerc, que fue capaz de hacer magia en la primera cita y salvar los muebles con un gran segundo puesto.

Leclerc estaba remontando desde la 15ª posición, ya que salía 14º al ser sancionado con tres posiciones (era 11º natural tras la calificación del sábado), cuando en la frenada por el interior apuró para sobrepasar a Vettel, que se lo llevó puesto en el giro.La imagen era dantesca, con el Ferrari encalomado sobre la zaga de su compañero, al que destrozó el alerón trasero, mientras que el 16 hizo lo propio con el suelo de su coche.

Un horror.Los dos, además, llegaron a la vez al garaje, uno esperando los arreglos del otro, pero incapaces ambos de regresar en condiciones a la pista, por lo que tuvieron que abandonar. Un doble cero que recuerda al choque de ambos en la pasada cita de Brasil, y que a la postre fue uno de los detonantes de la salida de Vettel del equipo.
Estoy decepcionado, básicamente lo hice todo mal, debo aprender de esto”.

Charles Leclerc

“Estoy decepcionado, básicamente lo hice todo mal. Lo siento, pero se que no es suficiente. Seb no tuvo nada que ver. He decepcionado al equipo después de todo lo que se trabajó en las actualizaciones para esta carrera. Debo aprender de esto”, reconocó el monegasco, cabizbajo, como el resto del equipo. De hecho se anuló la habitual teleconferencia de prensa de esta era post coronavirus. Un palo de órdago, sin duda.

YA MARCHAN QUINTOS

El anterior choque entre dos Ferrari, fue en la salida de Singapur 2017 y acabó costándole a Vettel cualquier opción al título de pilotos. Esta vez no es tan definitivo, pero en un campeonato tan corto, que no va a tener 21 carreras, y a duras penas llegará a 15, ceder tanta ventaja empieza a ser una losa para los rojos.

La marejada en Maranello va a ser de aúpa por muchos motivos, los cero puntos de Vettel en el Mundial, y la caída de posiciones del equipo en el Mundial de Constructores hasta la quinta posición en un año clave ante la bajada de presupuestos a 145 millones de cara al año que viene. No arrancaban tan flojos desde 2009.

El perjudicado, Sebastian Vettel, no quiso hacer sangre por el inexplicable abordaje que sufrió por parte de su compañero, que se disculpó en cuanto se cruzó con él.

“Hablaremos sobre ello y se resolverá el tema, pero no es culpa de nadie, solo es muy frustrante al no poder acabar y no poder probar las mejoras. Debemos levantarnos”, dijo Seb sin ánimo de polemizar.Lo mismo que Mattia Binotto, al que se le abre otra vía de agua: el coche que no va, Vettel que sí va, pero un poco a su aire, y ahora su estrella: “Es difícil acabar así un fin de semana que ya había comenzado muy mal. Hay que mejorar el coche, hacerlo más rápido y no comenzar desde el medio de la parrilla, es más importante que buscar culpables”, afirmó el italiano.

Suscríbete a (Noticias SIN) y Súmate a las transmisiones en vivo a través de nuestro canal de Youtube y todas nuestras redes sociales. ¡Noticias SIN gira a la par del mundo!
Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *