Ir arriba
Lunes 28 de septiembre, 2020
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 109,737
  • Nuevos casos 468
  • Fallecidos total 2,074
  • Nuevos fallecidos 10
  • Recuperados 83,434
  • Críticos
  • Pruebas 455,525
<< Mapa interactivo >>

Piden prisión para ministro de Medio Ambiente y promotores de proyecto turístico en área protegida de Cabarete

Piden prisión para ministro de Medio Ambiente y promotores de proyecto turístico en área protegida de Cabarete
Piden prisión para ministro de Medio Ambiente y promotores de proyecto turístico en área protegida de Cabarete

SANTO DOMINGO.- Ambientalistas depositaron una querella contra el ministro de Medio Ambiente, Ángel Estévez, por otorgar un permiso ambiental a los promotores del proyecto Ritz Carlton en una área protegida, lo que aseguran se ha traducido en la tala de más de veinte mil metros cuadrados de mangles y otras especies como parte de las intervenciones en las que también se han secado humedales y se ha agredido la biodiversidad.

Las agrupaciones ecologistas y querellantes reseñaron que la Boca de Yasica se encuentra protegida en mérito al decreto 871-09 que declara “Área Nacional de Recreo”, correspondiente a la categoría VI de la UICN (“área protegida manejada”). Incluye la zona inundable de la desembocadura del río Yásica de Cabarete en Puerto Plata y las zonas boscosas próximas, más el adyacente sistema de Dunas y Médanos del Océano Atlántico.

Conjuntamente con el ministro de Medio Ambiente también fueron sometidos Danilo Morrobel, director provincial de Medio Ambiente de Puerto Plata, Juan Jesús Cordero Espaillat, Ian Schembri Sant y Enrique Domínguez Hurtado, promotores del proyecto Ritz Carlton Reserve en Boca de Yasica, Christina E. Thomen Ginebra, quien autorizó una franja de 3 metros de ancho por 1,396 metros lineales de largo para un badén de desagüe en el humedal, Ricardo Linares quien es el propietario de la empresa y de los equipos pesados y camiones que han causado el daño ambiental en la Boca de Yasica y Freddy Cruz, director de la Junta Distrital de Cabarete quien hizo una carretera en el humedal para beneficiar el proyecto.

Los querellantes y actores civiles afirman que los imputados han vendido la idea de la construcción de un proyecto turístico de alta gama, apegado supuestamente a los más altos estándares ambientales pero que «lo que han hecho es destruir un ecosistema de altísima fragilidad ambiental, donde incluso hay especies en peligro critico de extinción como el higuerillo conforme a la UICN, han desecado miles de metros cuadrados de humedales y han eliminado la fauna del lugar como las tortugas y cangrejos entre otras especies».

Aseguró el vocero del equipo de abogados, Euren Cuevas Medina, que no quedarán impunes los agresores y depredadores del medio Ambiente.

Los querellantes afirmaron que las acciones legales incluyen a las empresas Connemara S.R.L. Ocean Club Group, Compañía Inversiones JOAQ, S,R,L. ZEJTUN INVESTMENT S,R.L., Ricardo Linares Equipos, SRL. La Boca Investment Group, Inc.

Las entidades querellantes Instituto de Abogados para la Protección del Medio Ambiente (INSAPROMA) INC.; Somos Pueblo Inc. Asociación para la Protección del Medio Ambiente y del Turismo en la Zona de Cabarete y Sosúa (ASOPROCASO), Inc., la Asociación para la Protección, Desarrollo y Libre Acceso en la Playa Encuentro (APRODELAPLEN) y los señores Andrés de Aza, Blash Torres, a través de sus voceros, puntualizaron que defenderán esta área protegida y los manglares, ratificando que esta zona también está amparada por los decretos 303/87 que Declara de alto interés nacional la protección y rehabilitación de los manglares existentes en el litoral y en las islas adyacentes al territorio de la República Dominicana y el Decreto 531/90 que prohíbe el corte, mutilación y destrucción por cualquier método de los manglares costeros y estuarianos de la República.

Dijeron que el Ministro Ángel Estévez se atrevió a dar una licencia ambiental para construir 438 habitaciones en un área protegida, donde ya ministros anteriores habían cancelado proyectos de apenas 5 cabañas por la altísima fragilidad ambiental de la zona.

Los abogados defensores de la coalición manifestaron que están pidiendo la máxima pena para todos los involucrados, de tres años de prisión para cada uno, diez mil salarios mínimos de multa y la restauración de las áreas impactadas por el daño ambiental a su estado original como establece la Ley 64-00 y la Constitución de la República

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *