En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Plácido Domingo y Davinia Rodríguez, estrellas en el debut chino de "Thaïs"

Plácido Domingo y Davinia Rodríguez, estrellas en el debut chino de
Plácido Domingo y Davinia Rodríguez, estrellas en el debut chino de "Thaïs"

REDACCIÓN.- Las virtuosas voces españolas del tenor Plácido Domingo y la soprano Davinia Rodríguez son las estrellas del debut en Pekín de “Thaïs”, de Jules Massenet, con la que esperan avivar la creciente pasión operística del público chino.

“El repertorio francés es muy bello y la música de Massenet todavía no la han escuchado aquí”, señala el tenor español en una entrevista con Efe durante el ensayo previo al estreno de la ópera este viernes en el Gran Teatro Nacional, conocido popularmente como “El Huevo”, situado junto a la emblemática plaza de Tiananmen.

Plácido, a sus 77 años, vuelve así a los escenarios del país asiático, del que asegura guardar muy buenos recuerdos, para representar al monje Athanael, un personaje que ha interpretado en numerosas ocasiones y que le sigue resultando “muy interesante y complicado”.

“Él desde muy joven sentía una admiración, casi una pasión por Thaïs”, asegura, pero cuando se da cuenta de que “todos los hombres están locos por ella, entonces quiere salvarla, quizás por celos”.

Cuando Thaïs se convierte finalmente en una santa, Athanael enloquece. “Consigue apartarla de ese mundo, pero al final está enloquecido por ello. Es un drama estupendo y con la música de Massenet es una ópera grande”, destaca.

Pero sin duda, lo más especial de esta representación, que estará en cartel hasta el próximo 6 de febrero, serán los espectadores chinos, que por primera vez descubrirán a través de dos generaciones de artistas españoles una de las óperas clásicas.

Domingo destaca que en muy poco tiempo el público chino ha desarrollado un gran gusto y pasión por la ópera: “Solo hay que ver cómo reaccionan en las funciones”.

Lo prueba, asegura, que desde que se inauguró en 2007 el Gran Teatro Nacional, se han representado 59 producciones de ópera y 77 espectáculos.

“Es un gran teatro, espectáculos magníficos y hay un público que en pocos años está preparado para seguir con la tradición operística”, dice el tenor en Pekín, donde la pasión que despierta entre el público se refleja incluso en los ensayos, con platea y palcos repletos de espectadores.

Aunque esta vez Domingo no compartirá escenario con Davinia Rodríguez -como sí ocurrió en otras ocasiones como en Viena con la ópera “Macbeth”-, sí están muy cerca, ya que los dos protagonizan diferentes pases que tendrá la ópera en la capital.

“La obra le queda estupenda a Davinia y seguro que en alguna ocasión la representaremos juntos”, confía el tenor.

A sus 37 años, esta es la primera vez que la soprano debuta en China, donde espera poder llegar y conmover al público a través de “las emociones, un lenguaje universal”.

“Pisar China y este magnífico y gran teatro, que es inmenso, implica una gran responsabilidad para mi, siendo el papel protagonista”, explica a Efe Rodríguez.

Confiesa que Thaïs es un papel “complicado”, tanto a nivel vocal como interpretativo, por la transición de su personaje que nace siendo prostituta y termina entregándose a Dios. “Requiere todo lo que puede ofrecer la voz”, asegura.

Para lograrlo, ha trabajado codo con codo con el director de escena argentino Hugo de Ana, con el que asegura haber logrado una “simbiosis perfecta”, ya que le ha otorgado libertad sobre el escenario pero a la vez ha sabido sacar lo mejor de ella misma.

Lo que ve el público es solo la punta del iceberg, cuenta, porque detrás hay “mucho trabajo, tantas horas y tanta lucha con uno mismo por intentar ser siempre mejor”.

“Espero que llegue al público, así como lo llevo y lo siento dentro”, añade la soprano canaria, que espera que este solo sea su primer paso sobre los escenarios chinos. “Confío en que volveré”.

Muchos, en cambio, se preguntan si esta será la última vez que vean en escena al gran Plácido Domingo en China.

El tenor y director artístico de la Ópera de Los Ángeles asegura que ahora se siente bien y en forma a nivel vocal, pero recuerda que “nadie es indispensable”.

“Son ya muchos los años que llevo cantando, y no sé si en tres meses estaré cantando”, confiesa. “Yo canto hasta que Dios quiera”, pero “en el teatro estaré siempre”, promete.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *