En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

¿Podemos aplicarlo?

La República Dominicana tiene ahora una excelente oportunidad de integrarse, mediante  novedosa tecnología, en una lucha más efectiva para combatir el flagelo de la corrupción administrativa y del fraude en las obligaciones impositivas

Fuera de las declaraciones de intenciones que apenas alcanzan resultados o consecuencias y de los organismos que no mueven adecuadamente la acción pública, el país necesita acciones firmes y concretas para identificar y castigar a evasores y corruptos.

Este necesario combate para adecentar el ejercicio público y también el desempeño en el sector privado, podría tener un empuje significativo si seguimos los pasos de Italia, que ha comenzado a aplicar un potente instrumento para combatir el fraude fiscal.

El denominado “gastómetro” permitirá identificar e investigar a quien consuma por encima de sus ingresos, lo que pondría en evidencia prácticas ilegales para incumplir con el pago de impuestos.

¿Qué pasaría aquí si ese sistema se aplicara para comparar todos los gastos de los contribuyentes, desde los grandes hasta los pequeños, con respecto a los ingresos que declaran las autoridades encargadas de recaudar impuestos?

De seguro que el solo anuncio de un proyecto semejante desataría un pánico, principalmente  en aquellos grupos o sectores que, por suerte, artimañas e impunidad, han logrado amasar fortunas viniendo de la inopia más absoluta.

Como hasta ahora no ha habido una manifiesta voluntad de que el combate a la corrupción en todas sus vertientes llegue hasta los llamados “pejes gordos”, debido a soterradas complicidades, es difícil que sigamos el ejemplo italiano.

Se podrían aducir falta de recursos para ponernos a tono con el logro alcanzado por una nación del mundo desarrollado, pero en realidad no pasaría de una excusa para encubrir la indiferencia y dejadez frente al crimen de  quienes se enriquecen mediante maniobras dolosas.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *