En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Poder en descomposición

Poder en descomposición
Narciso Isa Conde

Marx en sus tiempos decía que el capitalismo “chorreaba lodo y sangre” por todos los poros de la cabeza a los pies.

Y se quedó corto: la crisis de la civilización burguesa ha roto todos los vaticinios iniciales respecto al proceso de conversión de la clase capitalista mundial y sus estructuras de estados-gobiernos en cuerpos delincuenciales,  sumamente crueles, súper-explotadores, depredadores, masacradores y generadores de empobrecimientos, penurias y sufrimientos a la mayor parte de la humanidad

Aquí, en esta tierra hermosa, tenemos una pequeña expresión de ese dramático cuadro mundial. Pequeña, pero muy relevante.

Expresiones de la descomposición en RD

La partidocracia se pudrió.

El Estado hace las veces de narco-estado.

La gran burguesía tiene mucho de lumpen-burguesía, tanto la tradicional  y más aun la recientemente  conformada al vapor.

El neo-caudillo (de hojalata) está “tuche”.

Los partidos del sistema convertidos en “compañías por acciones”, han entrado en proceso de descomposición, mientras son cada vez más cuestionados por gran parte de la sociedad. Su única fortaleza es el cuantioso dinero robado al estado y a los/as contribuyentes y su empleo en una vertiginosa promoción social de sus dirigentes y  una especie de súper-clientelismo destinado a reciclarse en las funciones públicas.

La convención del PRD se chupó mas fondos que una campaña electoral nacional del pasado y la del PLD habrá de superarla en derroche y perversidades.

Ningún precandidato es capaz de transparentar la procedencia de sus fondos: unos sustraídos al Estado, otras “invertidos” por empresarios que cobran con creces, otros procedentes de la corrupción personal y el resto de las conexiones con el narco.

Ninguno es capaz de hacerlo: ni Miguel Vargas, ni Hipólito Mejía, ni Leonel Fernández, ni Danilo Medina, ni Margarita Cedeño, ni José Tomás Pérez, ni Rafael Alburquerque, ni Segura. . . Los fondos derrochados son secretos.

El deterioro seguirá hasta la derrota de sus causas y agentes

El oro robado a granel tampoco evita su crisis. La presión de abajo los desboca y la competencia feroz los desgarras. El pus brota y rebrota, y sus máscaras caen hechas pedazos.

El PRD está y seguirá en crisis, pese al repliegue simulado de Miguel Vargas. Las corrientes centrifugas lo erosionan y la polarización entre dos grandes facciones espurias lo quiebran.

Leonel quiso re-postularse y como no pudo hacerlo por vía directa, ahora trata de lograrlo a través de la “Primera Dama”; engendro político-gubernamental creado por la herencia monárquica dentro de la democracia-representativa. Y no duden que de producirse un lío, el neocaudillo y gobernador de colonia trate de resurgir como “salvador del PLD” en medio del caos convencional. Así son los neo-caudillos, aun lo sean de hojalata.

Danilo  fue un artífice de la alianza con la podredumbre balaguerista y del sistema de corrupción de estado peledeista. Por eso no ataca a fondo: es chantajeable, dado que todos entre sí  conocen sus mugres particulares y eventualmente pueden usarlas como arma de competencia. La pre-candidatura de  Margarita expresa la descomposición en grande del Palacio Nacional y su corte terrenal, esgrimiendo “valores” pisoteados por ella, su esposo y los suyos.

El pleito de Hipólito y Miguel cogió “otra vuelta” (más “discreta”), pero sigue y será usado por terceros.

Derrota de sus causas y sus agentes con poder alternativo.

Claro está  que de más en más todos ellos andan por un lado y la sociedad late por otro. Se separan a través de una especie de divorcio sentimental profundo

El distanciamiento del pueblo respecto a la partidocracia corrompida es progresivo y desde su seno surgen reacciones cada vez más autónomas frente al putrefacto sistema de partidos empeñados en potenciar el clientelismo, creyendo que es posible convertir eternamente en mercancía el corazón de todos los seres humanos

Esto hay que entenderlo muy bien para no creer que solo sumando partidos y grupos de izquierda y/o  progresistas, y solo decretando candidaturas desde ellos, se puede crear algo parecido a un contra-poder alternativo que genere confianza en gran parte de la sociedad.

La cuestión político-social, la cuestión cultural en todas sus vertientes, la movilización en grande de sus componentes, la pelea a fondo contra una dictadura institucionalizada y decadente, adquieren una importancia capital y por eso hay que abrirse a la sociedad, a sus nuevos sujetos sociales y políticos sociales, actuando desde sus sentimientos y luchas para crear lo nuevo, para articular la diversidad sociopolítica-cultural alternativa al neoliberalismo y a la partidocracia, para conformar nuevos liderazgos colectivos e individuales confiables y no simplemente para sumar siglas vacías, cocinar sopas de letras y reproducir de3sde las izquierdas las mismas prácticas de las derechas.

La izquierdas y las fuerzas transformadoras son mucho mas amplias y diversas que los bloques y proyectos electorales anunciados. Desconocerlas, tomar decisiones al margen de ellas y pretender que las asuman, es repetir lo ya fracasado y envejecido.

La cuestión electoral no debe desvincularse del combate multilateral y multifacético a la inmundicia de este poder gansterizado y de las instituciones bajo su control,

Con lo de  la defensa “Los Haitises”, lo del 4% para la educación, lo que late en temas cruciales como el de la Barrick Gold, salud y seguridad social, efectos privatización en todos los órdenes, cuerpos armados degradados, Congreso pestilente… está sociedad está mandando señales muy claras y muy precisas.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *