SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El precandidato a la presidencia por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD)  Franklin Almeyda Rancier pidió a la Comisión Nacional Electoral de su partido dejar sin efecto la decisión de mezclar las elecciones internas del próximo 26 de junio con el plebiscito que busca  conocer la posición de los miembros de esa organización sobre una  prolongación de los comités central y Político de la agrupación más allá  del 2012.

Almeyda dijo que la celebración de ambas actividades de manera conjunta puede deslucir a uno y otro evento, y que esa decisión debe ser revisada por el Comité Político.

“Cuando se propuso estuve de acuerdo, pero es evidente que esa propuesta estanca la movilidad de los mandos partidarios”, advirtió el dirigente peledeísta.

Consideró que el plebiscito debe tener su propia movilidad que no sería otro que el Congreso “Comandante Norte Botello” pautado para después de los comicios del próximo año.

“Si el plebiscito sigue ligado a las primarias éstas pueden ser arrastradas por ellas y ambas resultar deslucidas, este debe tener su propia movilidad”, expresó el aspirante presidencial del PLD.

Almeyda Rancier  sugirió, así mismo, a la comisión nacional electoral de su partido promover la celebración de un debate televisivo entre los precandidatos presidenciales del PLD, con un panel de periodistas reconocidos  y de cierta independencia profesional donde cada participante exponga su programa de gobierno de ganar las primarias y posteriormente los comicios presidenciales del 2012, ya que a su juicio su partido gana con cualquier candidato.

En otro orden, el ex ministro de Interior y Policía dijo que miembros de la base del partido  se quejan con frecuencia porque algunos funcionarios no les abren las puertas de su despacho y que no bajan a la sociedad y al pueblo y hasta cambian de domicilio.

El dirigente político dijo que tales quejas “expresan ejemplos claros de una cierta desconexión entre los funcionarios y la sociedad”.