SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Comisión Económica del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), aseguró este jueves que “si hoy tenemos una banca comercial fuerte, lo que es reconocido por los Organismos Internacionales y por las agencias calificadoras de riesgos, así como  por la banca nacional, se debe al trabajo responsable de Hipólito Mejía y el PRD en el 2003 y 2004”.

Arturo Martínez  Moya, vocero del organismo económico  del partido blanco, hablando en rueda prensa celebrada en el Instituto José Francisco Peña, manifestó que  hoy en día  “se cosechan los frutos de aquel sacrificio de Hipólito Mejía y el PRD, que a diferencia de Leonel, Danilo y el PLD dieron la cara, actuaron de manera responsable”.

"Leonel, Danilo y los Peledeístas mienten al pueblo cada vez que hablan. Creen que pueden quedarse en el poder repitiendo mentiras. Todavía no se dan cuenta de que hace tiempo el pueblo los tiene como unos mentirosos enfermizos".

Señaló que ahora le tocó el turno a Temístocles Montas, porque “no solo oculta la realidad sobre la deuda pública total, porque todo el mundo sabe que excluye la del Banco Central, sino que ahora culpa a otro de la responsabilidad histórica que tiene el gobierno de Leonel, Danilo y el PLD, de haber entregado un Banco Central quebrado en el año 2000”.

”Aplicaron una desastrosa política económica en su primer gobierno 1996-2000. Los objetivos que perseguían era evitar que la demanda de dólares para importaciones no presionara el mercado cambiario y mantener la estabilidad cambiaría artificialmente pagando la deuda externa sin reducir sus reservas internacionales. En qué consistió la política que aplicaron? Establecieron topes a la cartera en moneda nacional de los bancos múltiples para aumentar la tasa de interés de los préstamos, hacer más atractivo el financiamiento al comercio en moneda extranjera, así como incentivar el endeudamiento de corto plazo en moneda extranjera”, explicó.

Apuntó que “los Peledeístas dolarizaron la economía de manera irresponsable, porque antes de hacerlo no acumularon experiencia previa en los mecanismos de control y supervisión como recomendaban los Organismos Internacionales. Fue una bomba de tiempo lo que entregaron al PRD en agosto del 2000. Porque la política atrajo un flujo enorme de recursos de corto plazo en moneda extranjera,  a través de los bancos múltiples, quienes lograron beneficios ilusorios durante años, los cuales en el caso de los bancos quebrados, fueron invertidos en aventuras personales de sus accionistas. Eso lo vio todo el mundo en el país”.

La comisión entregada por Arturo Martínez Moya, Fabricio Gómez Mazara y Félix Santana, Julio Caminero y Wendy Capellán, indicó que “las consecuencias de la errada política todos las conocemos. Sirvió de detonante a la quiebra bancaria del 2003 y causó la avalancha en busca de dólares para fines de repagar las deudas privadas contraídas en el gobierno de Leonel, Danilo y el PLD 1996-2000”.

Señalaron que “el aumento de la descapitalización del Banco Central fue otra consecuencia. En el 2000 entregaron un Banco Central quebrado y ahora quieren responsabilizar al PRD. Pero a los mentirosos patológicos los delatan los documentos”