SANTO DOMINGO.- Resaltó la importancia de las remesas que llegan al país de los dominicanos que viven en el extranjero y su importancia para la economía de miles de familias.


“Esa república que vive lejos de esta isla es la que ha mantenido su esfuerzo en un momento tan duro como este, aumentando las remesas para ayudar a sus familias. Ellos siguen demostrando su inmenso apego a esta tierra, colocada en el mismo trayecto del sol y de la luz. Tienen sus cuerpos fuera, pero su alma y su cultura permanecen entre nosotros. A esta querida diáspora en el exterior solo podemos decirle: GRACIAS”, dijo Abinader.


"Nuestra nación no se circunscribe tan sólo a los 48.000 kilómetros cuadrados que ocupa. 


A la República Dominicana la podemos encontrar también más allá de las costas azul turquesa del mar que bañan a esta dinámica y diversa región caribeña. República Dominicana vive también entre los rascacielos de la Gran Manzana de Nueva York, y en las bulliciosas calles de Madrid.


Esta República Dominicana de la que hoy quiero hacerles partícipes, somos todos y cada uno de nosotros, hombres y mujeres que vivimos en esta isla o que desarrollan sus proyectos de vida en la lejanía. Es la República de aquellos que llevemos encendida por el mundo la llama eterna de la patria que nos legaron los Trinitarios, Gregorio Luperón y las Hermanas Mirabal.".