Vargas Maldonado indicó que el PRD se ha manifestado abierto a participar en las discusiones para viabilizar esas reformas, consciente de que se deben abordar otros aspectos que afectan a la clase trabajadora.

SANTO DOMINGO.- El Gobierno debe reflexionar y poner atención sobre la situación de los trabajadores dominicanos, sobre todo en lo relativo, “a la deuda acumulada con ellos”, según explica el presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Miguel Vargas Maldonado.

El político se refirió al tema por motivo al celebrarse el 1 de mayo el Día Internacional del Trabajador, pero que el país movió para este lunes la festividad por razones de ley.

Vargas Maldonado cree que ha habido poca voluntad política y determinación en el conocimiento del proyecto de reforma del Código de Trabajo y también la que procura modificar el Sistema de Seguridad Social del país.

Explicó que actualmente se conoce, pero con poca voluntad política y determinación, la reforma al Código de Trabajo y también la ley que procura modificar el Sistema de Seguridad Social que rige al país.

Vargas Maldonado indicó que el PRD se ha manifestado abierto a participar en las discusiones para viabilizar esas reformas, consciente de que se deben abordar otros aspectos que afectan a la clase trabajadora.

“Reafirmo el compromiso del PRD con la cristalización de las reivindicaciones pendientes para la mejora de sus condiciones laborales y de vida”, agregó.

Asimimso, reconoció “el invaluable aporte de los trabajadores dominicanos y resaltó que gracias al esfuerzo y dedicación de los trabajadores es posible el desarrollo de los pueblos, “del que son la principal bujía”.

Entre estos propone: medidas urgentes para controlar y disminuir el costo de la vida y los combustibles, dignificando los salarios y condiciones laborales de todos los trabajadores públicos y privados, especialmente en los sectores de educación y salud.

También, la defensa de las libertades sindicales, garantizar los derechos de las mujeres trabajadoras con igual pago por igual trabajo, protección durante el embarazo y la lactancia y protección jurídica al trabajo doméstico remunerado.