“Es una disposición improcedente aumentar la tarifa, principalmente en estos momentos de inflación generalizada, que disminuye considerablemente los ingresos que reciben los de menores salarios·, observó Guzmán.

SANTO DOMINGO.- El vicepresidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Héctor Guzmán, calificó de improcedente e inmoral, el aumento dispuesto por las autoridades a la tarifa eléctrica que se aplica desde el pasado mes y que golpea a los sectores más empobrecidos de la población.

“Es una disposición improcedente aumentar la tarifa, principalmente en estos momentos de inflación generalizada, que disminuye considerablemente los ingresos que reciben los de menores salarios·, observó Guzmán.

Al respecto, sugirió que, así como el gobierno ha sido prudente, subsidiando los aumentos en los combustibles, en el caso eléctrico debería hacer lo mismo, dejando sin efecto ese incremento como lo sugiere el presidente de nuestro partido y que pretende aplicarse en   las facturas al final de este mes de julio,  y no cargar así  a los más vulnerables las consecuencias generadas por la incapacidad y negligencia demostradas por las autoridades del sector eléctrico.

La medida es inmoral porque “El gobierno pretende argumentar que la medida forma parte del pacto eléctrico, pero el propio gobierno lo ha incumplido por completo, porque un acuerdo tiene doble vía, y las condiciones que se acordaron para ajustar el precio del consumo fue que la nómina y las pérdidas de las distribuidoras se redujeran y lo que ha pasado es que aumentaron, al igual que los gastos corrientes, específicamente la nómina”, señaló.

Agregó que la promesa de bajar la nómina no sólo ha sido incumplida, sino aumentado en un 34%, pese a que el ministro de Energía afirmaba cuando estaba en la oposición, que mientras no se redujera al menos al 10%, no se podía hablar de aumento tarifario.

Precisó que, en 2021, las Edes tenían más de 7,000 empleados, los equipos han disminuido y cuando un cliente solicita un medidor de consumo, se le dice que no hay y le conectan de manera directa, con un consumo fijo.

Sostuvo que, si el presidente Abinader les exige a los funcionarios responsables de la parte de generación y distribución de energía, “se daría cuenta de la incapacidad, la improvisación y el mal manejo que realizan, carencias que no deben ser cargadas a los que pagan ese servicio.

Expresó que el 75% de los que consumen menos de 200 kilos son los más afectados, “es decir, el sector menos pudiente de la población, incluyendo los pequeños colmaderos, los que traspasan a sus clientes esos incrementos de electricidad, lo que va creando una situación social peligrosa”.