Al menos nueves se pronunciaron en la cámara alta donde rechazaron categóricamente las declaraciones.

REDACCIÓN.-  Al menos nueve senadores salieron en defensa del país ante las acusaciones emitidas por Estados Unidos de que en República Dominicana hay un alto nivel de discriminación y trabajo forzoso en detrimento de los inmigrantes haitianos, condenando tales declaraciones.

El presidente del Senado, Eduardo Estrella, pidió al presidente Luis Abinader mantener su posición “firme y prudente” en torno a las políticas migratorias  y  la situación de Haití.  Mientras,  el congresista José del Castillo negó que los haitianos trabajen en las condiciones como indica el país de Norteamérica,  y rechazó las acusaciones indicando que se trata de presiones para que “aceptemos  campos de refugiados”  haitianos.

En tanto, Bautista Rojas pidió al país unificarse para demandar la salida del encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos y solicitar al gobierno de ese país retirar la acusación de racismo “porque le mienten al mundo”.

“República Dominicana no puede seguir siendo el alojamiento de ciudadanos haitianos” dijo enérgicamente el senador Ramón Pimentel, quien reiteró que el país ha sido la nación más solidaria con el pueblo haitiano y una importante fuente de trabajo. Dijo que el 98% de empleados agropecuarios en su provincia son haitianos y reciben pago que el mercado establece.

También, el senador Dionis Sánchez, calificó como inaceptable las acusaciones de los Estados Unidos contra República Dominicana, quien además expresó que la sanción impuesta al Central Romana es un chantaje para presionar al país para que acepte ser un centro de refugiados de haitianos.

De su lado, el senador Ramón Rogelio Genao, denunció que el país está siendo víctima de una campaña de difamación con la acusación de ser racistas, siendo una nación conformada por negros y mulatos. “Es mentira que haya trato discriminatorio en contra de personas de color”.

“Se ha cometido un abuso inconmensurable” manifestó la senadora Ginnette Bournigal al rechazar la acusación de racista al país por parte de la embajada de Estados Unidos. Pidió al presidente Joe Biden retirar ese comunicado y demandó que instituciones dominicanas fijen posición en rechazo a señalamientos de EEUU.

El senador Lenin Valdez, rechazó las acusaciones de racismo contra el país en perjuicio de los nacionales haitianos. “Lo único que hemos hecho es ser solidarios con los amigos haitianos”.