Vicepresidente de Brasil, Michel Temer

BRASILIA.- El vicepresidente de Brasil, Michel Temer, afirmó que la mandataria Dilma Roussseff "nunca" confió en él ni en su partido y que sólo los contempló en momentos de crisis como la actual, que amenaza con llevarla a un juicio político.

Las afirmaciones de Temer, primero en la línea sucesoria en caso de que la mandataria sea despojada de su cargo en un eventual juicio político, aparecen en una carta que le dirige a Rousseff, divulgada hoy y fechada este lunes en Sao Paulo.

"Pasé los cuatro primeros años de Gobierno como un vicepresidente decorativo", asegura Temer sobre el primer mandato de Rousseff, y apunta que en ese período perdió "protagonismo político" y "sólo" fue llamado para resolver problemas con el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMBD), que él lidera.