En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Prevenir la obesidad es prevenir el cáncer

Prevenir la obesidad es prevenir el cáncer
Prevenir la obesidad es prevenir el cáncer

REDACCIÓN.- Una de cada dos personas nacidas hoy tendrá cáncer. El envejecimiento de la población y los hábitos de vida poco saludables son causas conocidas que explican el incremento del número de casos, tal y como afirma Pilar Garrido, presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM). Lo que no se conoce tan bien es la relación entre obesidad y cáncer.

Según expertos de este colectivo y la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo), el 4 por ciento de los hombres y el 7 por ciento de las mujeres deben su cáncer al exceso de peso.

Cada año se diagnostican en nuestro país más de 215.000 casos oncológicos. Se estima que entre un 15 y un 20 por ciento de las muertes ocasionadas por estos tumores son consecuencia directa de la obesidad.

“Está demostrado que la obesidad es un factor de riesgo de ciertos cánceres, entre los que se incluyen el cáncer de mama, el cáncer colorrectal, el de endometrio, el cáncer de próstata, el renal, el de esófago y el cáncer de páncreas”, asegura Garrido. Además, el exceso de peso también dispara las posibilidades de sufrir neoplasias hematológicas como leucemia o linfoma.

El exceso de peso tiene una relación directa con la aparición del cáncer pero, además, implica un peor diagnóstico en enfermedades neoplásicas que afectan a las mujeres, como el cáncer de mama y de útero, y a los hombres, como el cáncer de próstata. Estar obeso incrementa, además, la probabilidad de recidiva (reaparición de la enfermedad tiempo después de haberla padecido) y de mortalidad “en caso de cáncer de colon, esófago, vesícula biliar, páncreas y riñón”, enumera la especialista.

“La obesidad también puede dificultar y retrasar el diagnóstico, interferir en la administración eficaz del tratamiento y aumentar los riesgos de desarrollo de segundas neoplasias primarias y comorbilidades, tales como enfermedades cardiovasculares y diabetes”, alerta Garrido.

“Los pacientes obesos tienen una peor tolerancia a los tratamientos oncológicos”, confirma Pedro Pérez Segura, coordinador del Grupo de Trabajo SEOM de Prevención y Diagnóstico Precoz. “Una de las razones podría ser el hecho de que algunos tratamientos se acumulan en el tejido adiposo dando lugar a una recirculación del mismo, aumentando la exposición del organismo a sus efectos secundarios”, explica.

Además, existen datos que demuestran que los pacientes obesos tienen más posibilidades de recaer o de padecer un segundo tumor “debido a un ambiente favorecedor para la producción de tumores”, añade.

Por esta razón, la superación de un cáncer es un momento idóneo para iniciar o implementar el tratamiento de la obesidad. Así opina Albert Goday, vicepresidente de la Seedo y coordinador el programa ObeyCan, un proyecto puesto en marcha por este colectivo y el SEOM para reducir el impacto de la obesidad en el cáncer. “Prevenir la obesidad previene el cáncer.

Aunque parece muy atrevida esta afirmación, es cierta. La obesidad es la segunda causa prevenible de desarrollo de cáncer tras el consumo de tabaco”, asevera, si bien la tendencia es que la obesidad supere al tabaquismo como desencadenante de un tumor maligno “de forma acelerada”, apunta Garrido.

Según Goday, es necesario que tanto los profesionales como los pacientes se sensibilicen acerca de la “fuerte asociación” entre obesidad y cáncer. Desde su punto de vista, es fundamental el diseño de “programas sencillos para que las personas que han sufrido un cáncer puedan perder o evitar ganar peso en exceso de una forma controlada y saludable”.

En este sentido, el coordinador de ObeyCan destaca el papel que desempeña el oncólogo: “La excelente relación que se establece entre el especialista y su paciente le confiere un poder de convicción muy valorable para dirigir al paciente a un programa de pérdida de peso”, concluye.

FUENTE: Cuídate Plus

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *