Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Domingo 25 de octubre, 2020
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 121,667
  • Nuevos casos 320
  • Fallecidos total 2,203
  • Nuevos fallecidos 4
  • Recuperados 98,880
  • Críticos
  • Pruebas 545,492
<< Mapa interactivo >>

Primer estreno de una película en un autocine en Irán desde la revolución

Primer estreno de una película en un autocine en Irán desde la revolución
Primer estreno de una película en un autocine en Irán desde la revolución

Teherán.- Los iraníes han visto por primera vez después de la revolución islámica, una película en autocine estrenada en el recinto de la torre Milad en Teherán, entretenimiento renacido debido a las limitaciones creadas por la COVID-19.

Unos 160 coches, lo determinado como capacidad máxima, acudieron el viernes al estacionamiento numero 3 de la torre Milad, la más alta de Irán, construida en el noroeste de la capital iraní de Teherán, para ver la película iraní «Salida» del famoso director Ebrahim Hatamikia.

En la entrada los coches fueron desinfectados y sus parabrisas lavados para que los espectadores puedan ver la película desde ese estacionamiento, situado al aire libre.

Los organizadores indicaban el sitio adecuado para cada coche, donde por supuesto los coches grandes o los vehículos utilitarios deportivos se tenían que situar en las filas de atrás.

«Me gustó la experiencia, fue algo nuevo para mí, mis padres lo habían experimentado y me lo habían contado, me gustaba experimentarlo en primera persona, pues la COVID-19 me otorgó la oportunidad», contó a EFE Nazanin de 28 años que había acudido junto a su pareja para ver la película.

Otro espectador, Reza de 36 años, explicó que «no me gustó a nivel de calidad, ver la pantalla por detrás del parabrisas o escuchar el sonido por la radio, pero lo que me interesó fue tener la oportunidad de poder experimentar algo que en otros países quizás es común pero en Irán los de mi generación no lo habíamos experimentado».

El autocine en Irán la primera vez tuvo lugar con la apertura del cine «Tehranpars» en el este de Teherán, en el año 1960 con una capacidad de 284 coches, pero no fue muy exitoso y unos años más tarde cesó su actividad.

Según un director del cine iraní llamado Fereydun Jeyraní, entrevistado por medios locales pocos acudían al autocine porque «solo los ricos tenían coche».

El autocine se suprimió después de la revolución islámica en 1979.

La película «Salida» de Hatamikia, se verá durante una semana en la torre Milad y la entrada se vende en línea por internet, el precio de la entrada para cada coche es de alrededor de dos euros y medio; la entrada a una sala de cine hasta antes del brote de COVID-19 en el país y el cierre de los cines costaba aproximadamente un euro y medio.

Irán ha reabierto los comercios de bajo y medio riesgo pero de momento permanecen cerrados todos los lugares de alto riesgo, incluido los cines y teatros.

El viceministro de Salud, Kianush Yahanpur, informó hoy de que en las últimas veinticuatro horas se contabilizaron 802 nuevos contagios y 65 fallecidos, lo que eleva el número de contagiados a 96.448, y a 6.156 el de muertos.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *