x

Primer ministro portugués, contrario a incluir el aborto como derecho fundamental en la UE

centroderecha

El Parlamento Europeo urgió este jueves a los países a que incluyan en la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE el acceso al aborto, y a la salud y derechos sexuales y reproductivos.

Imagen sin descripción

Lisboa. – El primer ministro de Portugal, Luís Montenegro, de centroderecha, se mostró este viernes contrario a que se reconozca el aborto como derecho fundamental en la Unión Europea (UE).

«No es una cuestión de Gobierno, es una cuestión individual», dijo Montenegro en respuesta a una pregunta al respecto de la líder del partido animalista PAN, Inés Sousa Real, durante el debate preparatorio en el Parlamento luso del Consejo Europeo de la próxima semana.

Para Montenegro, en este tema «hay dos derechos en conflicto», el de la autodeterminación de la mujer y el de protección de la vida del feto.

«El proceso de interrupción voluntaria del embarazo es un compromiso jurídico para resolver ese conflicto y por eso en los ordenamientos jurídicos existen condiciones, requisitos», indicó el jefe del Gobierno.

Por ello, siguió, «la consagración fundamental del derecho a la interrupción involuntaria del embarazo trae un desequilibrio en el ordenamiento jurídico, porque eso significa que con dos derechos que estaban en conflicto se va a hacer que al final prevalezca íntegramente solo uno, lo que significa la desaparición del otro».

«Y nosotros en nuestro partido no hacemos eso», zanjó el primer ministro, que es presidente del conservador Partido Social Demócrata (PSD).

El Parlamento Europeo urgió este jueves a los países a que incluyan en la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE el acceso al aborto, y a la salud y derechos sexuales y reproductivos.

El texto, no vinculante, pide a los Estados miembros que reformen los tratados de la UE para que la Carta de Derechos Fundamentales pase a incluirlos en su artículo 3.

La reforma de los tratados requiere de la unanimidad de los veintisiete países de la UE y es improbable que suceda para un asunto como el acceso a un aborto seguro y legal, ya que regularlo es una competencia de los Estados miembros y en cada uno de ellos se hace de forma diferente.

Comenta con facebook