X
Ir arriba
Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama
Sábado 28 de noviembre, 2020
Aplicación española para el cálculo de riesgos por Covid-19
Covid-19 en República Dominicana
  • Infectados 141,777
  • Nuevos casos 855
  • Fallecidos total 2,324
  • Nuevos fallecidos 7
  • Recuperados 113,817
  • Críticos
  • Pruebas 704,580
<< Mapa interactivo >>

Primera ministra británica someterá al Parlamento el acuerdo final del "brexit"

Primera ministra británica someterá al Parlamento el acuerdo final del
Primera ministra británica someterá al Parlamento el acuerdo final del "brexit"

LONDRES.- La primera ministra británica, Theresa May, ha apostado por un «brexit» duro al confirmar hoy que el Reino Unido saldrá del mercado único europeo y ha prometido que el acuerdo final con Bruselas será sometido al voto del Parlamento.

En el palacete londinense de Lancaster House y en presencia de los embajadores de los otros 27 miembros de la UE, May dio hoy por primera vez detalles de su plan de negociación con Bruselas una vez que active el decisivo artículo 50 del Tratado de Lisboa, sobre la retirada de un país comunitario del bloque europeo.

Después de meses de incertidumbre sobre el modelo de relación que busca con la Unión Europea (UE) tras el «brexit», la primera ministra explicó que el país abandonará el mercado único, ya que de otra forma no podría limitar la libre circulación de ciudadanos comunitarios.

Si se quedase, en la práctica el Reino Unido no saldría por completo del bloque pues estaría sometido a la legislación comunitaria, apuntó la conservadora May, quien no obstante señaló que buscará negociar un acuerdo comercial «lo más amplio posible» con la UE, para beneficio de ambas partes.

El discurso de May fue criticado por los políticos de la oposición, que han manifestado inquietud por las consecuencias fiscales que implicará la salida del mercado único.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, acusó a May de buscar transformar al Reino Unido en un «paraíso fiscal a la orilla de Europa» por la posibilidad de que el país se vea obligado a crear una economía con una carga fiscal muy baja.

Por su parte, el líder liberal demócrata, Tim Farron, criticó a May por no someter el acuerdo final al voto de los británicos y limitarse al visto bueno de las dos cámaras parlamentarias.

El visto bueno de los diputados es visto como crucial después de que un grupo de ciudadanos exigiese en los tribunales que el Gobierno no puede activar el artículo 50 sin la aprobación del Parlamento, proceso que está pendiente del dictamen final del Supremo británico, que se conocerá este mismo mes.

Esa prometida votación provocó una valorización de la libra esterlina en los mercados después de haber caído cerca del 20% cuando ganó el «brexit» en el referéndum del pasado 23 de junio.

La moneda británica subía hoy un 2,37 % frente al dólar, hasta 1,233 dólares, y un 1,46 % frente al euro, hasta 1,152 euros.

En su largo discurso, seguido con gran expectación en el Reino Unido y en otros países comunitarios, May explicó que se ha marcado doce objetivos de negociación, entre los que mencionó su intención de salir de la unión aduanera porque continuar en ella le impediría al país negociar acuerdos comerciales con naciones no comunitarias.

Entre otras, la primera ministra admitió que probablemente tenga que seguir haciendo contribuciones a las arcas comunitarias cuando abandone la UE y abogó por un acuerdo «transitorio» entre Londres y Bruselas que permita una salida ordenada.

En materia de inmigración, May reitero que buscará «lo antes posible» un acuerdo para garantizar los derechos de los comunitarios que viven en el Reino Unido y de los británicos que residen en el continente, sin aportar mayores detalles.

Pese a que el Reino Unido adoptará sus propias leyes migratorias, la premier dijo que quiere recibir a los ciudadanos más cualificados y a los que quieran visitar su país.

«Vamos a seguir recibiendo a los más brillantes y los mejores para trabajar y estudiar en el Reino Unido (…) la apertura al talento internacional debe seguir siendo uno de los activos más distintivos del país, pero ese proceso debe ser controlado adecuadamente para que nuestro sistema de inmigración sirva al interés nacional», dijo.

También recalcó que salir de la UE «no es un rechazo a los valores que compartimos».

Entre sus puntos destacados, la primera ministra prometió que seguirá intercambiando material de inteligencia con Europa a fin de combatir el crimen y el terrorismo.

También pidió a los «27» que acudan a las negociaciones con espíritu «constructivo», para beneficio de las dos partes y porque el Reino Unido quiere ser «un buen vecino y aliado».

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *