En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Problemas Nacionales y las actuales autoridades

En nuestro último artículo del recién concluido 2015, dejamos tres interrogantes que pretendemos analizar y responder en nuestros primeros artículos de este 2016, la primera interrogante se trataba acerca de los grandes Problemas Nacionales que ha resuelto este Gobierno del Presidente Medina:

  • La Energía Eléctrica, el costo, el déficit y el subsidio: La republica Dominicana está sumida en el más asombroso atraso en materia eléctrica, lo que provoca que nuestras empresas tengan una significativa pérdida de competitividad, al tener que pagar una de las energías más caras en relación a los países de la región y probablemente del mundo, lo que trae como consecuencia que menos empresarios nacionales o internacionales inviertan en el país y, por ende, una reducción de la capacidad de generar empleo, exportaciones, etc. Además de que pagamos la energía más cara, toca añadirle a ese precio los costos de tener que auto generar con una planta y/o un inversor de Backup debido al déficit eléctrico, entre otros costos. Pero, además, gran parte de los impuestos que pagamos, en vez de ser invertidos en obras reproductivas e indispensables, se gastan en un odioso subsidio eléctrico, debido a unos contratos eléctricos que sólo enriquecen a las empresas generadoras y posiblemente a los políticos socios que contribuyeron en la negociaciones de dichos contratos.

¿Y qué han hecho las actuales autoridades?…, se embarcaron en un proyecto que el mundo considera obsoleto y que además condena por ser un método de generación anti medioambiental. Mientras todos los países del mundo promueven y cierran las Plantas a Carbón, nuestras autoridades planean e iniciaron la construcción de dos, que definitivamente tiene dificultades de financiamiento y puede que en el futuro genere costos, en materia medioambientales, que la pueden llegar a convertir en inviables.

  • Educación, analfabetismo y educación primaria: Este es un tema que representa quizás una de las deudas sociales que menos atención se le ha dado en nuestra nación, pero que este gobierno ha puesto su atención, aunque no necesariamente de la forma más adecuada, y me explico: en materia de analfabetismo, ha hecho un admirable esfuerzo y, de seguro, redujo el número de analfabetos dominicanos, pero permitió que aumente el número de analfabetos que residen en el país (legales o ilegales), por su poco control de la invasión pacifica haitiana. En términos de educación primaria, se han construido las aulas indispensables y se ha implementado un horario extendido que incluye almuerzo, con lo que se ha reducido la carga económica de las familias de escasos recursos e incluso a los de clase media baja, pero no se han hecho las transformaciones curriculares, no se ha invertido suficiente en la preparación académica de nuestro magisterio y, mucho menos, se han hecho los ajustes de salarios que dignifique a esos profesionales.
  • Seguridad ciudadana: Como hemos mencionado, la corrupción administrativa y la continua impunidad de nuestra clase política, han venido siendo el caldo de cultivo para la proliferación y generalización de la corrupción y la delincuencia en la Justicia, en la Policía, en las Fuerzas Armadas, hasta llegar a la Sociedad Civil, en donde la inversión de valores enarbola y se tiene como estandarte que “el que no roba es un tonto” y que “él que es serio no progresa”, sin mencionar los antivalores religiosos y sexuales.

Los logros en esta materia son: un proyecto de Ley de Armas que tiene más de 10 años engavetado en el Congreso, la Reforma a la Policía, así como la dignificación de sus salarios que siguen pospuestos, mientras que 6 de cada 10 dominicanos han sido víctimas de la delincuencia y más de 11 de cada 10 son víctimas de la corrupción, pues les toca pagar las consecuencias de ésta, hasta a los que aún no nacen.  La Impunidad continúa y se diligencia, con la agresión a la actual justicia, pero no para adecentarla sino para desmeritarla más de lo que ya está, con la única intención de nombrar una nueva justicia, que responda a los intereses de este gobierno.

  • Salud, prevención, médicos y hospitales: Increíble el retroceso, desaparecieron las campañas de prevención y educación provocando un significativo aumento de la mortalidad por enfermedades prevenibles y endémicas de países tropicales como el nuestro. En infraestructura sí hubo inversión, igual que en aulas, Claro… esa parte deja dinero a los involucrados y también escándalos de corrupción administrativa; pero también son y seguirán siendo insuficientes, por la misma razón que no dejaran de haber déficit de aulas y de viviendas, considerando el crecimiento poblacional normal y el que genera la entrada sin un adecuado control de ilegales haitianos. Igualmente, hace falta una mejora salarial que dignifique a los médicos que laboran en el sector público.
  • Agroindustria: Otro renglón atendido directamente por el presidente, por suerte, usurpando las funciones de sus, aparentemente incapaces, Ministros, Vice-Ministros y Directores, que implantó un programa de visitas sorpresas con el que ha resuelto problemas muy puntuales de comunidades desatendidas, pero que por demás no son suficientes ni mucho menos adecuadas, porque lo que se hace indispensable es que de esas visitas y de las observaciones de las necesidades del campo, se elabore un Plan Estratégico Nacional, que pueda potencializar la agropecuaria, la economía y el campo dominicano, generando empleos, exportaciones y precios accesibles. Sin embargo, lo único que se ha logrado es el descuido del todo, o sea de lo macro y con esto una baja producción y un significativo aumento de los precios de productos agropecuarios de primera necesidad, en perjuicio de la población.

En fin, puede que hayan tenido buenas intenciones, que lo dudo, pero en materia de Deuda Social y de los Grandes Problemas Nacionales, son muy pocos los avances y muy grandes las inversiones realizadas, fruto de una administración de la cosa pública que, a todas luces, pone en evidencia la incapacidad de las actuales autoridades.

¿Qué esperar en este año 2016?… y ¿Qué esperar de un probable segundo período de Danilo Medina? Son temas que seguiremos abordando en los próximos artículos.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *