Según Abel Martínez, ese plan tiene que comenzar primero con los delincuentes que vienen cometiendo sus fechorías en las principales ciudades del país.

SANTIAGO.-El alcalde de Santiago, Abel Martínez,  ve preocupante el Plan Nacional de Desarme de la población civil por parte del Ministerio de Interior y Policía.

Dice que ese plan tiene que comenzar primero con los delincuentes que hacen sus fechorías en las principales ciudades del país.

Martínez, miembro del Comité Político del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), advierte que mientras se dejen a los antisociales seguir cometiendo sus delitos, no se puede hablar de un real desarme de la población.

Abel Martínez, también rechazo los aprestos del gobierno de Haití, de desviar el río Masacre en la frontera norte.