Riveron Arias denunció una supuesta mafia o negocio turbio entre los cuerpos castrenses nacionales y los trabajadores informales haitianos, debido a la baja regulación migratoria y la poca disponibilidad que tienen estos para dar soporte al ayuntamiento,

El alcalde municipal de Dajabón, Santiago Riveron Arias, señaló a los militares dominicanos que están de servicio en la frontera dominico-haitiana como los principales causantes del desorden que tienen los motociclistas haitianos que cruzan al país para conchar, sin ningún tipo de documento o control, poniendo en detrimento el espacio laboral de los motoconchos dominicanos.

Riveron Arias denunció una supuesta mafia o negocio turbio entre los cuerpos castrenses nacionales y los trabajadores informales haitianos, debido a la baja regulación migratoria y la poca disponibilidad que tienen estos para dar soporte al ayuntamiento, con el propósito de mantener la paz social en esa demarcación.

“Tenemos bastantes quejas por parte de los motoconchos dominicanos  y demás personas,  por el constante desorden que los haitianos crean. Hasta que el presidente Luis Abinader no desarticule esa mafia que tiene el Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront), vamos a seguir con esta situación. No sé cuál es el compromiso que tiene esa gente con los haitianos que no le ponen un control”, sostuvo.

El funcionario municipal  indicó que “hasta que no se descabece esa mafia, continuaremos con los problemas. Aquí como ayuntamiento no tenemos apoyo del Ejército Nacional, de la Dirección General de Migración (DGM),  ni de la Policía Nacional y, mucho menos, de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett)”, dijo.

Riveron advirtió que  como autoridad municipal tomarán las medidas de lugar “cueste lo que cueste” para organizar  la dinámica laboral de los dominicanos en su territorio, por lo que confiscarán, multarán y enviarán todos los motores y conductores haitianos devuelta a su país.